I Came By: Sueños guajiros que dan sueño

el

Sinopsis: Un grafitero sin rumbo descubre que un juez aparentemente pacífico, esconde un terrible secreto.

Opinión: Hay momentos en los que esta insignificante cinta tiene algo de valor, pero trata de centrar tanto su tema que dos horas se sienten como 30 días por la falta de buenos personajes.

El director Babak Anvari quiere evolucionar a un par de grafiteros, que solo «tajean» casas de millonarios en un esfuerzo para «asustarlos», en justicieros sociales pero una escena entre el protagonista George Mackay (1917) y su madre Kelly MacDonald (Trainspotting) revela exactamente el vacío argumental y por lo mismo, no conectas con el protagonista ni con su amigo y menos con la escena final.

Si, se comprende el reclamo de «los ricos y bien conectados se salen con la suya» ¿pero y? El personaje de Hugh Boneville (Downton Abbey) es más llamativo a pesar de estar tan mal desarrollado, y ni mencionar el cliché homofóbico.

La cinta cuenta con buenos y experimentados actores así como una historia llamativa, pero el guión está carente de personalidad y solo transcurre.

5/10

I’m Out!!!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s