May the 4th be with you: Celebremos 20 años del Ataque de los Clones

el

Es cuatro de mayo, Día de Star Wars y aprovecharé la ocasión para hablar de una de las películas de la saga con una gran historia que demuestra la importancia de tener un director interesado en trabajar con los actores.

Recuerdo la emoción previa al estreno de esta película, estábamos en el nuevo milenio, La Amenaza Fantasma había quedado como una película «mala pero memorable», The Matrix era cosa del pasado y en 2002 se hablaba solo de Spider-man, El Señor de los Anillos y Harry Potter ¡una gran época del cine comercial! Pero ¿había cabida para otra entrada de Star Wars?

Los fans seguían fieles a pesar de la decepción, la mercancía se vendía como pan caliente y tendríamos un nuevo Anakin, uno más adulto, así que todo estaría mejor.

A pesar de un tremendo error al principio (contratar a un cazarrecompensas para que contrate a otra que a su vez utilizará un robot para enviar gusanos venenosos para matar a Padme), la historia de AOTC es mucho mejor que la de TPM pues nos da una aventura con Anakin y otra con Obi Wan mientras descubrimos un complot que explotaría la guerra más famosa de la saga. El problema estuvo en que los diálogos eran en su mayoría espantosos y lamentablemente George Lucas había perdido todo interés en trabajar con sus actores.

Tiene a Ewan McGregor quien acababa de hacer Black Hawk Down y Moulin Rouge, Natalie Portman quien desde pequeña demostró ser una de las mejores actrices, Samuel L. Jackson, Hayden Christensen y Christopher Lee, todos probados una y mil veces como grandes actores pero aquí parecen pedazos de cartón aprendiendo a hablar. Esta película es la prueba de que los actores dependen muchísimo del actor que les tiene consideración, de lo contrario solo se pararán frente a la cámara sin saber que contexto tiene la escena.

Ojo, los diálogos serán horribles y tiene errores gravísimos, pero por lo menos hay una historia dentro de la película y tsmbién una que conecta a toda la trilogía, a diferencia de las horribles secuelas.

Entiendo lo que Lucas quería hacer: poner a ObiWan en una aventura al estilo de Indiana Jones donde debe investigar con su ingenio mientras que su padawan vive un romance imposible. Pero ambas historias parecen escritas por alguien que no tiene experiencia en ningún aspecto, Anakin y Padme suenan como dos tóxicos que confunden sus fetiches mentales con amor, si tu crush llega a decirte que mató a todo un pueblo de indígenas ¡SALES CORRIENDO! No le haces ojitos de «hazme el amor aquí en la arena aunque sea seca y áspera!!»

Lo que si es que AOTC tiene dos de mis planetas y razas favoritas de todo Star Wars, Kamino y Genosha son un manjar para los ojos y sus habitantes se ven como verdaderos aliens en una saga espacial.

En general, el Ataque de los Clones es la peorcita de las precuelas pero tiene demasiadas cosas buenas que nos hacen volverla a ver aun después de veinte años.

I’m Out!!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s