Dune: Una obra maestra víctima de la industria

el

Por fin llegó tras esperar un año debido a la pandemia, Dune de Denis Villeneuve está en los cines, pero también es la primera vez que Dune es adaptada con la reverencia que merece.

Estamos en un año donde dos de las obras literarias de mayor influencia en la ciencia ficción han sido adaptadas a dos medios en aparente guerra. Por un lado tenemos Foundation de Isaac Asimov en Apple TV+ y en el cine tenemos Dune de Frank Herbert, aunque parezca cliché, sin estos libros la ciencia ficción de los últimos 50 años no existiría pero mientras Apple trata de adaptar Foundation a la cultura moderna, sacrificando ciertos aspectos de la trama en el camino, Villeneuve cae víctima de uno de los peores aspectos de la industria del cine que, les guste o no, está matando al séptimo arte.

Antes de que me ponga a elogiar a Dune merecidamente, debo hablar de su único y gigantesco fallo pues SPOILERS la película que verán es solamente la primera parte de la historia. Ya sea por presupuesto o por cualquier otra razón, Warner Bros y Villeneuve filmaron la mitad de la novela de Herbert y definitivamente afecta la experiencia, el director franco-canadiense te mete tan adentro de la historia y mitología de Dune que solamente quiere seguir sentado frente a la pantalla viéndola sin importar que hayan pasado tres horas o diez, pero en un esfuerzo para monetizar y crear una franquicia, este solo es el primer acto y habrá que esperar un par de años mínimo para la conclusión.

Fuera de eso, Dune es perfecta…

Pocas son las ocasiones en que un director parece haber nacido para dirigir una adaptación que otros consideraban imposible y me estoy viendo magnánimo porque solo puedo pensar en Peter Jackson y Lord of the Rings, pero Villeneuve una épica espacial que no solo causa decir «esto es lo que Star Wars debió ser» sino que esto es lo que los estudios deberían estar haciendo de nuevo porque la escala de Dune es comparable con Lawrence de Arabia, Ben-hur y otras mega producciones que parecían ser obligatorias en Hollywood por lo menos una vez al año hasta los 70’s y después eran arriesgados milagros que sorprendían de vez en cuando a finales de los 90s y mediados del 2000.

Villeneuve no nos dice que tan vasto y poderoso es el reino de los Atredeis ¡Nos lo muestra! Ya sea en escenas donde huestes de soldados rinden pelitesía o en momentos más personales donde podemos observar el lujo de los escenarios construídos alrededor de los actores, esto no se ha visto desde LOTR o Gladiador.

Por otro lado está el IMPRESIONANTE elenco que Villeneuve ha reunido para esto, todos perfectamente elegidos. Yo no sé que clase de extraterrestre es Timothée Chalamet pero es irreal que alguien tan joven pueda ser tan talentoso. La pieza central de la historia expresa justamente la temática que el director explora en toda su filmografía, esa búsqueda de identidad pues la cuestión aquí es si Paul va ser el líder que nació para ser o si puede ser el líder que debe ser para todas las personas, un príncipe que pierde todo y sabe nada pero que debe ganarse su posición en lugar de reclamarla por derecho.

Bardem, Brolin, Isaac, Momoa, Bautista y Skarsgard son exageradamente buenos en lo que hacen pero la sorpresa aquí es Rebecca Ferguson, mi amor platónico de Misión Imposible continúa mostrándole al mundo la clase de actriz del tamaño de Garbo, Davies y Bergman que es y en Dune destaca como una leona dispuesta a todo para proteger a su cachorro, su mirada nos dice que sabe más de lo que dice y sus acciones nos muestran que nunca debes de hacerla menos. Sé que no va a pasar por políticas de Hollywood pero mínimo merece una nominación como actriz de reparto.

Visualmente, Dune es un festín para tus ojos, Denis deja que Greig Frasier juegue con la lente y a diferencia de cientos de películas actuales, esta no se siente como si la toma tuviera que adaptarse al efecto, más bien el efecto creado por computadora debe encontrar su lugar en la fotografía, lo que hace de este un «animal» diferente.

Podría escribir párrafos sobre el orgasmo auditivo que es la música de esta cinta, combinando diálogos e instrumentos de distintas partes del mundo para crear algo espacial y nativo al mismo tiempo, pero solamente mencionar al compositor es elogio suficiente: HANS FUCKING ZIMMER!!!!

Dune es la promesa de que aun puede haber arte en la pantalla grande apoyado por un poderoso estudio, en verdad espero que sea cual sea el resultado de la taquilla Warner permita a Villeneuve filmar YA la segunda parte porque en verdad es un insulto salir del cine con una promesa vacía dependiente del apoyo de una audiencia general programada a aplaudir cine-basura mercadotécnica que tendrá mil secuelas mientras Dune se queda en una sola película. Hay una generación actual que no ha experimentado cine como este y merece darse esa oportunidad. ¡CORRAN A VERLA!

10/10

I’m Out!!!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s