¿Spider-man 2 sigue siendo de las mejores películas de superhéroes?

el

El tiempo paaaasaaaa y no te puedo olvidaaaar…porque la verdad es que en una época rara para las películas de cómics, Spider-man 2 fue una de las primeras joyas producidas por Marvel. ¿Pero se sigue manteniendo en esa posición?

Como todo buen superhéroe (y tristemente Hulk también) Spider-man y Batman son los que más actores han tenido representándolos. Algunos son grandiosos, otros tienen cosas muy buenas y otros es mejor olvidarlos pero todos se posan en nuestras mentes por pertenecer a distintas generaciones -esperen a ver como reaccionan los cuarentones cuando Michael Keaton salga en The Flash-

Con CUATRO versiones del arácnido, la batalla por la primera posición sigue siendo un debate pero aun quitando la nostalgia y las fallas, puedo asegurar que es la mejor o por lo menos la mejor live action.

Spider-man 2 llegó tras un descomunal éxito de su antecesora además de cargar el estigma de ser una secuela pero el director Sam Raimi sabía que necesitaba continuar explorando el lado humano de Peter como en los mejores cómics del héroe creado por Stan Lee, no se trataba de “la siguiente aventura” sino de preguntarse si valía la pena ser Spider-man y aunque los fans de Garfield y Holland me odien, eso es algo que ninguno de ellos se ha cuestionado.

Es por eso que Tobey Maguire continuaba siendo el actor perfecto porque, como he dicho varias veces, tal vez no era el mejor “Spidey” pero sin duda es el mejor Peter Parker pues siempre logró transmitir esa pureza de espíritu mezclada con la torpeza de un hombre con mucho en su mente, nosotros como audiencia nunca dudamos que Peter ame a MJ pero Maguire logra hacernos entender que no es tan fácil como decirle simplemente su identidad secreta.

La yuxtaposición entre el villano y el héroe es PERFECTA, por un lado tenemos aun villano que tiene la vida hecha, una adorable esposa a la que aun después de años conquista como si fuera un adolescente, un genio incomparable y un buen trabajo, Otto Octavius es un buen hombre que va perdiendo su identidad tras tener un mal día; por su lado Parker es un genio con la peor suerte del mundo pero que aun con eso tiende a ver el lado positivo. Es cuando se da cuenta de que ha sacrificado demasiado que pierde el camino pero una buena educación por parte de sus tíos lo hace ver que algunos sacrificios valen la pena mientras se mantenga lo que nos hace buenas personas. Más allá de las peleas -que son buenísimas- Doc Ock y Spider-man están peleando por justificar dos lados de la misma moneda.

Pero no todo es color de rosa, la película sufre de decisiones estéticas del director que por momentos la hacen ver demasiado caricaturizada (sé que Stan Lee ponía puras mujeres bellas como extras en sus comics pero en las películas se ve ridículo) y Kirsten Dunst no es la mejor actriz del mundo pero a como vamos ahorita, no hemos tenido una buena Mary Jane en la pantalla grande, más allá de la versión animada de Into The Spider-verse.

Tal vez en esa época no lo veíamos pero aunque el arco histriónico de Harry Osbourne es bastante bueno, James Franco no era un buen actor y sus dos formas de actuar (Don Pucheritos y Señor Gritón) tampoco le ayudaban.

Insisto, las siguientes películas tienen grandes cosas como Andrew Garfield siendo el mejor Spider-man (no Peter Parker), Miles Morales siendo la mejor historia y Tom Holland….errrr….Tom Holland tiene buena iluminación y efectos…si, eso es lo que tiene. Pero Spider-man 2 es la dosis perfecta de como Spider-man debe ser traducido a la pantalla grande.

I’m Out!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s