30 años de Tortugas Ninja 2: el secreto del Ooze

Tras el tremendo éxito de la primera película, que se convirtió en la película independiente más exitosa se todos los tiempos, y la increíble popularidad de la caricatura. New Line se vio en la necesidad de armar una secuela de las Tortugas Ninja inmediatamente, pero esto terminaría siendo uno de los grandes ejemplos de una empresa creando algo basado en los gustos de los padres de sus consumidores.

TMNT 2 cumple 30 años y cualquier niño de mi generación te diría en ese momento saliendo del cine que acababan de ver la mejor película de todos los tiempos: divertida, repleta de acción y con una buena trama.

Esos niños están completamente equivocados.

Y tengo que confesar que yo fui uno de esos niños, yo consumía todo lo que saliera de las Tortugas Ninja, era LA caricatura de mi época, la primera película es fantástica, la caricatura la veía diario, tenía juguetes, ropa, videojuegos y por supuesto que cuando anunciaron que “Las Tortugas en concierto” vendría a México, pedí que me llevaran.

El problema es que The secret of the Ooze es una terrible película y no tiene nada que ver la historia general, esa es tan básica que ha sido reutilizada por todas las franquicias desde entonces, si incluso Marvel. El problema fue que el estudio decidió escuchar a quienes no tenían NADA que ver con las Tortugas Ninja: los padres de los niños.

Los padres fueron responsables de que la secuela sea una pálida imitación de la primera pues demandaron que los héroes de la película ¡JAMÁS USARAN SUS ARMAS!

Verán, siempre han existido niños estúpidos que arruinan todo para el resto y en aquel tiempo varios niños se habían cortado y golpeado al imitar lo que veían en la televisión. La caricatura no era violenta, era en realidad bastante inocente y cómica, pero las tortugas si usaban sus armas porque el Clan del Pie estaba formado por robots. Los realizadores de la serie dijeron “una forma de usar las armas es si las tortugas golpean y cortan robots, ¡somos unos genios!” Pero no contaron con Juanito Pendejo que pidió unos chacos a sus papás y terminó tirándole los dientes a su hermanito.

Tal vez no hayan visto la película en muchos años, pero pueden verla en Amazon Primevideo y se darán cuenta de como, desde el primer minuto, las Tortugas hacen hasta lo imposible para no usar sus armas. Usan salchicas, yo yos y hasta cosas con superficies suaves para atacar.

¿darles donas a Toka y Razar para regresarlos a la normalidad? La única solución que los escritores encontraron para hacer una batalla final.

Más que las empresas, fueron las asociaciones de padres preocupados por lo que “la nana que cuida y educa a mis hijos para que yo no tenga que hacer nads” (la TV) les mostraba. Esto hizo que las Tortugas dijeran más chistes, gritaran más y evitaran pelear.

Shredder fue contaminado por el Ooze y se ha convertido en Super Shredder ¿lo atacamos con las armas, lo aventamos a otro compactador de basura? ¡NO! Mejor hablemos con él para hacerle entender que la violencia no es el camino y dejemos que destruya el muelle.

Por supuesto que la película fue exitosa, los pequeños no saben nada más allá de que sus personajes favoritos estén en la pantalla y digan “Cowabunga” 100 veces. Pero palidece en comparación con la primera donde las Tortugas si tienen historia más allá de decir chistes y pelear sin golpear a nadie.

Sabes que tu calidad ha bajado horrores cuando la canción de Vanilla Ice es lo único que la gente recuerda de tu secuela.

I’m Out!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s