MovieMitos: La grandes producciones de la época de Oro no se verán de nuevo.

Hace unos días les traje la reseña de Lawrence of Arabia, pero no he dejado de pensar en esta película. Es cierto que las producciones cinematográficas de la actualidad nos asombran, no hay nada como ver a todos lo héroes de comics en una de las grandes peleas de todos los tiempos, o ver todo el mundo mágico del niño que sobrevivió o en su defecto viajar a la Tierra media, pero incluso en estas grandes aventuras la tecnología es la base para poder crear la famosa magia de cine. No crean que estoy haciendo menos al cine actual, el mundo no se detiene, la tecnología ha avanzado tanto que ahora nos es posible sentir que de verdad estamos en una galaxia muy muy lejana, o que los Dragones habitan la Tierra, el trabajo de aquellos detrás de esto es más impresionante cada día.

¿Pero por qué el cine de antes se siente tan diferente?

Hay algo en el cine de Oro, pero sobre todo en las enormes producciones de aquellos años que las hace mucho más personales, algo aún más grande que todo lo que hemos visto en estos últimos años y eso es el trabajo que hay detrás de camaras. Laos efectos por computadora así como miles de trucos del cine actual no eran algo viable, por lo que tenían que crear todo de manera más “natural”, los inmensos sets que se requerían para crear las batallas de Ben-Hur, o los grandes efectos en piso que se hicieron para hacer creíble las grandes batallas de Lawrence of Arabia hacen que sientas el trabajo de cientos de personas buscando la manera de hacerlos ver lo más real posible, o el uso de miles pero miles de extras para hacer la impresionante entrada triunfal de Cleopatra son algo que no veremos hoy en día porque todo aquello se puede hacer por computadora.

Estas grandes producciones son todo un logro para el séptimo arte pero además permiten al espectador sentir una conexión con lo que estamos viendo en pantalla, sentirte parte del momento. Hoy en día hacer una película como Cleopatra costaría mucho dinero y tiempo sin los efectos por computadora. El ejemplo está en Ben-Hur, la película original es una producción gigantesca que no fue ni la mitad de lo que se hizo en la versión actual, ambas buenas pero a la vez muy diferentes, debido al avance tecnológico. Creo que el cine de oro siempre será una clase de lo difícil que ha sido llevar al cine a lo que es hoy en día, el por qué tus abuelos siguen viendo estas películas que duran horas porque no solo los transporta a su época, son todo un logro para la humanidad, las actuaciones requerían saber trabajar con efectos reales ; cosas que se harían en ese momento y eso siempre será una gran experiencia.

El cine ha evolucionado, nos brinda muchas cosas que antes no eran posibles, pero sería interesante ver una película con las producciones de antes y  poco uso de la tecnología actual. El dinero siempre será un problema y posiblemente nadie se atreva hacerlo. Sin Embrago conforme avance la tecnología estas super producciones irán evolucionando y volverán a lo que tenemos ahora otro gran logro del séptimo arte, pero nunca se debe olvidar las raíces de este entreteniendo que domina al mundo en más formas de las que pensamos.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s