¿Pixar ha olvidado para quien son sus historias?

Es difícil creer que han sido menos de 30 años desde que Pixar cambió el panorama de las películas de animación para siempre con Toy Story. No importa cual sea, todo ser humano en el planeta identifica a tres personajes de la cultura pop: Superman, Mickey Mouse y Buzz Lightyear.

Por 25 años, Pixar nos ha contado historias que tocan lo más profundo de nuestra imaginación a tal grado que me sorprende que Walt Disney siendo el genio que era, no pensó en una película acerca de juguetes que viven aventuras cuando los niños no los ven. Es tan simple y efectivo.

Por esa razón es que desde hace unos meses me nacieron unas preguntas:

¿Qué le ha pasado a Pixar? Y ¿En qué momento olvidó quienes eran su público principal?

No me lo tomen a mal, creo que en cuanto a calidad, Pixar continúa mejorando. Mi cuestión va hacia el tipo de historias que están contando.

Soy el primero que pide que no se tome como “tontos” a los niños a la hora de hacer películas o series para ellos y moriré defendiendo a la animación como un medio para contar todo tipo de historias, pero Pixar está olvidando a los niños.

Tomemos a consideración las dos películas que estrenó en 2020, Soul y Unidos, ¿Cuántos niños conocen que “amen” esas películas como lo hacen con Toy Story o Buscando a Nemo?

Y noten como usé una de las películas con historia más seria y deprimente como ejemplo. Es que a pesar de lo pesado de su historia, Buscando a Nemo sigue siendo una película hecha para padres e hijos que ambos pueden amar.

Unidos utiliza criaturas fantásticas para contar una historia de fraternidad y pérdida pero aun así falló en conectar con los pequeños ¡¿Cómo diablos te equivocas en decirle a los pequeños lo importante que son sus hermanos?! ¡USANDO DUENDES Y DRAGONES!

Soul podrá ser una gran historia que, por lo que veo, muchos adultos disfrutaron, pero citando a Los Simpson ¡¿Alguien quiere pensar en los niños?!

Si hubiera escrito esto la primera vez que me nació la duda, les habría dicho que el problema nació con Ratatouille (por mucho que me doliera el corazón). Pero luego ocurrió algo maravilloso, un montón de adolescentes decidieron escribir un musical inspirado en Remy y Linguini citando que la película era una de sus favoritas desde niños.

¡Huzzah! Mi película favorita no era responsable.

Luego decidí buscar la raíz del problema y decidí hacer un maratón de Pixar ¿era Toy Story? No ¡seguramente WALL-E! Tampoco, a lo mejor Los Increíbles.

Fue entonces que lo descubrí…

La respuesta era tan simple que casi me da pena: la culpable es UP.

No estoy diciendo que UP sea la peor película de Pixar (ese lugar sigue siendo de Brave), pero definitivamente la segunda película de Pete Docter es la primera que decidió no preocuparse por los niños.

Primero tenemos que someter a cualquier menor de 12 años a esos 10 minutos de la telenovela más triste de todos los tiempos, muy arriesgado para una película animada comenzar con llanto. Ni Ghibli ha desviado el camino así y miren que el estudio japonés es experto en hacer dramas pero siempre tienden a darte los primeros minutos de paz o alegría antes de romperte el corazón.

Sé lo que van a decir, el inicio de Nemo es peor, si y no, pues aunque vemos el ataque a la familia de Marlin este ocurre de golpe. En UP es gradulmente que aprendemos que Carl y Ellie tienen demasiados gastos para viajar, después deciden tener hijos y queda claro que Ellie pierde al bebé y después la vemos enfermarse y morir. En Nemo apenas y tenemos tiempo de encariñarnos con la mamá.

También, algo que le criticaron en su momento y que si tiene mucho que ver son los nombres de sus personajes principales. Carl es un nombre fácil para cualquier niño, ¿pero notan como NUNCA lo llaman por su nombre? Todos lo llaman Frederickson o Señor Frederickson, a ver vayan con un niño de 4 años o menos y pídanle que diga ese nombre.

A Russell, los personajes divertidos (los animales) le dicen “pequeño cartero” y Carl se la pasa diciendole Russell cuando lo regaña.

Ahí está el otro problema, Carl no es un personaje agradable ¿quieren que los pequeños aplaudan a un personaje que constantemente le grita a un niño, perro y ave? Woody era antipático en la primera película de Toy Story pero jamás a ese grado, nunca vieron al sherriff gritarle a Slinky como Carl le grita a Doug.

UP es verdaderamente la primera película que se niega a atender a los pequeños del hogar y a ella le siguieron Brave, The Good Dinosaur, Intensamente, Unidos y Soul teniendo el misml problema y eso se refleja en las pobres ventas de mercancía que tienen comparadas con Toy Story o Cars.

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s