Ma Rainey’s Black Bottom: El racismo en la industria musical



Una de las cintas más esperadas de la temporada, la última protagonizada por Chadwick “Black Panther” Boseman que también incluye a la tremenda Viola Davis. Pero algo sucedió mientras veía esta adaptación de la obra escrita por August Wilson.

La historia transcurre en las horas de una sesión para la grabación del nuevo disco de la “Madre del Blues” Ma Rainey y el creciente conflicto con un trompetista que tiene grandes sueños.

No voy a negar que Viola, a pesar de un reducido papel, logra otra impresionante actuación que se incluirá en su legendario repertorio. Tampoco voy a negar que Boseman dejó su mejor trabajo, pero la película se siente como la clásica Oscarbait que aparece cada año.

El término se aplica a una película que trata demasiado en tener todo lo que hace que una cinta sea consoderada por los votantes de la Academia y a esta solo le faltó la voz en off al final que refuerza la lección de la historia, para checar cada casilla de las Oscarbait.

La yuxtaposición de los personajes de Davis y Boseman es lo único que sustenta a esta película. Ella es una mujer mayor, muy sentada en su manera de hacer las cosas mientras que él tiene sueños de modernizar los clásicos temas y confía en los productores para ayudarlo a despegar en la industria.

Y crean que eso es lo más interesante, Davis entrega un tremendo monólogo (todos tienen uno) sobre la realidad del negocio y porque es una mujer que va a hacer la vida de cuadritos a sus productores, una artista con demasiados golpes pero mucho más “colmillo”. Por su parte Chadwick entrega un monólogo algo trillado sobre el racismo en Norteamérica y la terrible experiencia que lo convirtió en el hombre que es.

Esto último es lo que más me molestó de la historia pues el monólogo es trillado pero muy poderoso, no dudo que Boseman acumule varias nominaciones y hasta premios por el, pero su reacción final destruye ese sentimiento al actuar contrario a lo que dice y me sorprendió de la peor forma.

Si a eso agregamos que Boseman decide hacer una absoluta imitación de Denzel Washington, quien funge como productor de la película, más que un personaje propio. Desde la manera de moverse, similar a ese Denzel joven en “Glory”, hasta la forma de hablar que hizo a Denzel un carismático diablo en “Devil in a Blue Dress”, Chadwick no nos muestra algo suyo, solo una honesta imitación de un mejor actor y le resta muchísimo.

Esto me lleva a otro problema, la historia es profunda pero muy simple, como lo que hizo Roman Polanski en “Carnage”, una fantástica historia con cuatro impecables actuaciones pero cuya dirección tan simple y poco imaginativa se compara con filmar la obra y pasarla en televisión.

Ma Rainey’s Black Bottom no es mala pero si algo decepcionante, aunque eso no quita que algunos factores vayan a aparecer en las distintas premiaciones del próximo año.

8/10

I’m Out!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s