Rebecca: La importancia de la comunicación en pareja

el

El remake de Rebecca llega a Netflix, a pesar de que es un poco más fiel al libro, no es una película que recordaremos por siempre. Una joven de clase media conoce a un hombre en medio de sus vacaciones, el amor entre ambos crece rápidamente hasta llevarlos al matrimonio, lo que ella no espera es la presión que le espera en una casa donde no será capaz de llenar los zapatos de la difunta ex-esposa. Rebecca tiene una producción envidiable y un diseño de vestuario merecedor de premios pero no es lo que nos prometieron. Rebecca comete el pecado capital más grave del séptimo arte: tener un par de protagónicos que no llenan la pantalla.

Armie Hammer es un buen actor, secundario, siempre falla como protagónico, y no por que su trabajo sea malo, sino porque Hammer nunca ha tenido la fuerza para llevar el peso de la historia. Incluso en su último trabajo Call Me By Your Name su participación no es principal y brilla mucho más de lo que lo hace en este remake. Lily James ha demostrado la calidad de actriz que puede llegar a ser pero en esta ocasión el problema no es de James, sino de la forma en que decidieron escribir a su personaje. Mrs  de Winter  en realidad es una protagonista débil que nunca es suficiente para lo que la historia demanda de ella, James hace todo por dar una gran actuación pero es en papel donde no funciona.

Con dos protagonistas que siempre son opacados por el resto del elenco, Rebecca se torna aburrida y  eso no es lo único malo. No hay química entre James y Hammer, en ningún momento compras el amor o el deseo que estos dos personajes, afectando el drama ya que nunca crean la idea de pareja. Si bien, el conflicto principal es la falta de comunicación entre hombre y mujer, ya que todo el tiempo estamos esperando que el personaje principal llene los zapatos de la perfecta Rebecca, el que nunca platiquen entre ellos hace que todo se convierta en un error tras otro. Entiendes que la diferencia de clases es algo delicado para la época pero esta situación se arreglaba con hablar.

Kristen Scott Thomas es la razón por la que esto podría dar de que hablar. Nadie más te hace querer terminar las dos horas de película. Esta mujer da una de las actuaciones mas interesantes de este año, con un personaje frio, obsesionado y lleno de rencor que se convierte en el peor enemigo de Mrs. De Winter. Kristen absorbe la cinta y la vuelve suya por lo que Rebecca no es más que una cinta dominguera que no da para nada más.

7/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s