The Sinner (Temporada 3): Las consecuencias de una mala interpretación

The Sinner es una series que no es para todo el mundo, toma su tiempo para desarrolla su conflicto principal en un análisis psicológico que va mucho más allá de lo que nos muestran inicialmente. En cada temporada investigamos diferentes asesinatos, pero esto no es por un patrón tipo asesino serial, es más una consecuencia de problemas mentales que algo los hace salir a la luz. La primera temporada investiga el efecto de los recuerdos reprimidos y como estos pueden ser una falla en nuestro sistema, la segunda se metió de lleno en los cultos y como esta forma de vida puede afectar a un menor de edad. Pero algo ocurre con esta tercera entrega, pretenden hacer una extraña mezcla de ambas ideas pero no consiguen que funcione de la misma manera.

The Sinner nunca ha tenido una trama que haga giros inesperados, al contrario busca que lo que te mantenga atento sea su personaje principal y es aquí donde los escritores han brillado. Cora era una mujer sumamente misteriosa mientras que Julián tenía mucho secretos junto a su “Madre”, pero Jaime Burns es el personaje más aburrido de la historia. En una serie donde todo está basado en tu personaje principal necesitas hacer de él algo intrigante, pero aquí no pasa de ser un profesor con cero autoestima. La idea de tener a un hombre que se deja influenciar por la mala interpretación de una ideología que conoció en la universidad sonaba interesante pero todo se va al carajo puesto que Jaime nunca logra convencerte de que esto.

Mat Bomer ha demostrado ser una gran actor al que no le han dado la oportunidad de sobresalir, y aquí no es la excepción, Bomer tiene varias escenas donde saca el talento y en general su actuación es buena pero es todo lo que con lleva ser Jaime lo que aburre, nada de él es interesante. Por otro lado tenemos a Bill Pullman; han mantenido a su personaje siempre en una línea agradable donde sus dotes de detective te dejan impresionado, y aunque aquí comienza de esa manera, poco a poco lo convierten en una víctima que te desespera, un detective que ha tenido casos más complicados cae en las manos del caso más aburrido de todos y eso molesta al nivel que espero no verlo en la siguiente temporada.

The Sinner falla catastróficamente en esta nueva entrega donde rellenan el espacio con personajes que no aportan nada como Sonia, eliminando otros más interesantes como Nick Hass y haciendo de esto una tortura para poder llegar al final.

7.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s