I Still Believe (Mientras Estés Conmigo): Amor y Milagros en una sola película

i_still_believe_ver2

Parece ser que la época donde las comedias románticas juveniles se ha terminado pero sobre todo encontramos una que parece haber sido la inspiración para todas y cada una de ellas, pues I Still Belive narra la vida de Jeremy Camp, un músico cristiano que sorprendió al mundo por su inigualable talento pero sobre todo por la devoción que le demostraba a su primera esposa quien a pesar de contraer una terrible enfermedad siempre tuvo a este hombre para protegerla. La película es un intento de biográfia que sigue los patrones de cualquier otra pero comete un terrible error al decidir enfocarse tanto en el romance juvenil que termina siendo más una película de amor que lo que buscaba ser en realidad, y no es que esto no sea bastante hermoso sino que no tiene la fuerza para resistir tanto tiempo como pretenden.

Jeremy Camp es un gran músico dentro de su género y estoy seguro que le costo algo de trabajo estar ahí, también la segunda esposa tiene un peso importante en su vida pues ambos fueron unidos por una misma causa, tras sufrir grandes arrebatos de su vida e inclusive grandes dudas sobre su fe, pero todo esto queda hecho a un lado por que lo único que parece importarle al guion es como se enamoro, se caso y sufrió la enfermedad de su esposa lo que vuelve bastante básica. Me sorprende mucho que la parte religiosa en verdad no se siente metida a la fuerza y es en cambio parte de algo fundamental para a historia, por lo que no es molesto en lo absoluto como usualmente es.

En cambio el romance es manejado con tantos estereotipos que es imposible no compararla con cualquier otra película del género adolescente que nos hayan presentado con anterioridad, finalmente creo que otra de las fallas en esta historia es la joven Britt Robertson quien necesita unas clases de actuación para un papel que le demanda más de lo que podía dar, pues en cuanto llegamos a la enfermedad esta mujer no puede seguir con el peso de la cinta encima y se va cayendo con ella. I Still Believe engaña a su público como una biografía y termina siendo una más del monto que posiblemente ya no vea la oportunidad de una sala de cine.

5-20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s