En defensa de Terminator 3: Rise of the Machines

Estamos a días del estreno de Terminator Dark Fate que promete ser “la gran continuación de Terminator 2: Judgement Day”, pero esto es solo una frase publicitaria para los nostálgicos porque la verdad es que Terminator ya tuvo una tercera película que fue excelente, se llamaba:

TERMINATOR 3: RISE OF THE MACHINES.

En esa película reconectamos con John Connor ahora como adulto saltando de trabajo en trabajo y manteniéndose completamente alejado de toda tecnología pues a pesar de que John y su madre detuvieron el Día del Juicio tiempo atrás, john no quiere la resposabilidad de ser el futuro líder de la resistencia humana.

Esta película, como el resto de las películas post-Judgement Day, recibió duras críticas pero fue moderadamente bien recibida por la audiencia y es que aunque James Cameron no estaba involucrado, Jonathan Mostow hizo un buen trabajo dirigiendo esta historia.

Además T3 es excelente conectando con las ideas de la primera y segunda películas e incluso introduce al personaje de Katherine Brewster, segunda al mando de la resistencia y esposa de John. Interpretada por Claire Danes (Homeland), Katherine es una muuer que a pesar de ser secuestrada y metida en esta situación, no es una damisela en peligro, sabe de medicina y siendo la hija de un militar, sabe usar armas. Su papel funcionó tan bien que incluso en la horrible Terminator Salvation conservaron al personaje aunque esa vez fue interpretada por Bryce Dallas Howard.

Nick Stahl era una gran promesa de la década pasada logrando demostrar aptitud para películas de terror juveniles como Disturbing Behavior, dramas como In The Bedroom o películas de cómics como Sin City y aunque no se parece mucho al John Connor original, si se parece muchísimo a Kyle Reese y eso es más relevante pues Stahl interpreta a John como un hombre aterrado por su futuro pero listo para combatir cuando se necesita gracias al brutal entrenamiento que le dio su madre Sarah Connor, quien para esta historia está muerta.

Algo que supera a cualquier secuela de Terminator es que Arnold estaba todavía en su mejor momento para interpretar a una versión creíble del T-800 y la razón que dan de su regreso es bastante lógica: se trata del robot que mató a John en el futuro, utilizando la familiaridad con la imagen humana y “como castigo” Katherine lo reprogramó y envió al pasado a salvar a John.

Estoy completamente de acuerdo en que fue una jugada ejecutiva el decir “¿qué tal si en esta el Terminator es una mujer?” Pero Mostow y los guionistas supieron jistificarlo pues viene a destruir a John Connor y sus principales capitanes en la resistencia ¡cuya mayoría son hombres adolescentes en el pasado que caerían mucho más fácil al ser distraídos por una hermosa mujer! Y Kristanna Lokan es igual de aterradora que Robert Patrick, dando como resultado EXCELENTES escenas de acción.

A diferencia de cualquier otra entrega en esta franquicia, T3 es la única que tuvo el valor suficiente para darnos un final apocalíptico y fuera del concepto de blockbusters pues aquí el malo gana porque lo único importante era salvar a John y Katherine, no eliminar a Skynet pues el Juicio Final es inevitable.

Mientras que no es tan buena como T2, Rise of the Machines si es una excelente tercera película que debería ser reconocida como tal y tendría que haber sido el verdadero final de la trilogía.

I’m Out!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s