Ad Astra: Un espacial viaje de soledad y empatía

ad_astra_ver3

Ad Astra hace algo muy similar a lo que hace unos años vimos en Gravity, toma el espacio para crear una serie de metáforas que nos dejan pensando en nuestras decisiones y vida, no busca solamente contar una historia de viajes lunares sino entrar en lo más profundo de tu cerebro para hacerte pensar, por ende si están buscando una película para apagar el cerebro es momento de que elijan otra función. Esta cinta nos cuenta la vida de Roy Mc Bride un hombre que no tiene gusto por la gente cuyo placer más grande es abandonar la realidad para vivir en el espacio el 80% de su tiempo alejándose de todo lo que lo conecte con otros seres vivos, hasta el momento donde es elegido para tratar de salvar a su padre cuya misión desapareciera hace más de 16 años, ahora deberá afrontar su verdad y ver que no todo lo que cree es lo que siente.

Este es el año de Brad Pitt, con dos de sus mejores actuaciones en su carrera el actor ha logrado con Roy McBride lo que pocas veces vemos, un personaje que dice todo con su mirada, cuyos diálogos te golpean como balas y que finalmente logras entenderlo en más de una ocasión. Brad tiene dos facetas, la mentira y la verdad; durante la primera hora vemos a un hombre serio, seco y sin sentimientos, no hay una sola emoción que pase por su rostro a excepción de un pequeño tic que si son muy observadores les dará todas las respuestas, nada le sorprende ni lo altera simplemente vive el día a día fingiendo ser como los demás cuando por dentro no quiere ser parte de esa sociedad. Tras entrar en el segundo acto Pitt cambia radicalmente, explota y afronta todo aquello que se reservó, viendo que vive en una farsa y poco a poco va aprendiendo que al final del día la soledad no es una forma de vida, el contado contacto que tiene con la sociedad comienza a hacerle falta, comprende que no estamos diseñados para vivir solos y que  al final del día tenemos que aprender a ser como somos sin importar encajar con los demás.

Ad Astra no solo entrega la mejor metáfora de este 2019, sino que toca temas delicados para las generaciones nuevas, la gente no tiene un objetivo tan simple, ahora todo nos importa muy poco a menos de que haya alguna evidencia de ello, la aprobación o el lograr una meta a veces nos obsesiona pero regularmente dicha situación si es que se alcanza no es suficiente para llenar nuestro ser, por que durante ese proceso y gracias al a desconexión que hemos logrado con los demás no nos percatamos que cambiamos que a lo mejor dicha meta ya no es lo que más deseamos y lo que realmente no llena es otra cosa totalmente diferente. Una crítica fuerte a nuestro día a día, una dura lección  que nos pega si le damos un minuto para pensar en todo lo que esta película nos dice de manera demasiado literal, sin duda una de aquellas que requerirá verla más de una vez para que veas donde esta ese mensaje oculto que te toque realmente.

10MU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s