Jesucristo Super Estrella

En esas raras ocasiones en las que una obra se vuelve película y luego sigue cosechando éxitos como obra, nos fuimos a ver la nueva e impresionante puesta en escena del musical de Andrew Lloyd Webber en el cual las estrellas de la música pop mexicana se postran a los pies de la figura principal de la fe católica entre efectos especiales y canciones de rock.

El musical es comoletamente atemporal ya que pone la Pasión de Cristo en el ambiente social de la época, en sus inicios puso a Jesús como líder de un grupo de hippies y ahora lo pone como una figura pública en medio de una ciudad apocalíptica donde los medios de comunicación y las redes sociales juegan un papel importante.

El productor decidió tirar la casa por la ventana atrayendo a grandes voces del pop como Beto Cuevas (La Ley), Leonardo De Lozane (Fobia), María José (Kabah), Erick Rubín (Timbiriche), Kalimba (OV7), Yahir y la leyenda del rock Enrique Guzman y tal vez esto ocasione que algunos lo vean como una obra donde estos cantantes solo vengan a cantar, opacar al otro y cobrar un cheque pero se sorprenderán al ver que cada uno está comprometido al 100% con sus roles y aunque todos tienen su momento de brillar, lo hacen en favor de la historia y no de su fama.

Otro aspecto donde me dejaron con la boca abierta fue en el impresionante escenario donde pantallas de alta definición, efectos especiales y tremenda escenografía elevan cada momento como todo buen teatro debe.

Como dije, cada uno de los protagonistas demuestra que no está aquí solo para cobrar un cheque y Beto Cuevas como Jesús es particularmente impresionante con poderosas canciones como la popular y difícil “Getsemaní” que es uno de los tantos puntos donde solo quieres pararte a aplaudir, pero es la pasión con la que Cuevas se entrega en el escenario la que te hace olvidar que estás viendo al líder de La Ley y te concentras en un actor dejando todo frente a tus ojos.

Pero Erick Rubin es otro maldito nivel, nuestro narrador y el traidor más famoso de la historia quien desde la primera nota te obliga a ponerle atención y al final te desgarra con su suicidio. Si alguien se lleva las palmas totales es este hombre.

El resto hace un excelente trabajo que no debe ser menospreciado pero estaría mintiendo si no admitiera que uno de los momentos más altos fue ver a Enrique Guzman en el escenario. Con los gritos de los fans al ver a cada uno de sus ídolos, creerías que Guzman recibiría una ovación menor al ser el veterano entre estos actores/cantantes pero al momento en que el telón se alza y lo vemos sentado en su trono como una estrella de Las Vegas ataviado en un traje dorado, el teatro se vino abajo con gritos y aplausos de tal intensidad que cualquier otra estrella sentiría envidia, la ovación fue tanta que Enrique tuvo que esperar un momento antes de cantar para que el público guardara silencio y después dio una interpretación SENSACIONAL, ni parece que el hombre estuvo enfermo ni que tiene tan avanzada edad. Tenerlo aquí fue la mejor idea de esta obra.

Aunque la puesta solo tendrá 20 funciones, puedes entender porque ya que la inversión se ve en el escenario e imagino que fue una pesadilla armar el calendiario alrededor de los ocupadísimos calendarios de los protagonistas pero esto solo hace que Jesucristo Super Estrella sea un must de la temporada, algo que necesitas ver sí o sí porque es de esas ocasiones en las que la obra vale cada peso gastado en el boleto.

I’m Out!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s