Hombres de Negro: Internacional (Men In Black: International)

La historia de esta franquicia es rara pues mientras que la primera es un éxito gracias al carisma de Will Smith y la extraña pero efectiva química entre él y Tommy Lee Jones, la segunda es pésima siendo la clásica secuela hollywoodense para exprimir la fama de la primera con una historia peor y donde los actores es obvio que solo están ahí por el cheque. La tercera no es la gran cosa pero si es más interesante con todo y Will Smith tratando de no lucir como un adulto pretendiendo ser más jóven.

Esta tercera es un esfuerzo de Sony por revitalizar la franquicia con nuevos actores para una nueva generación pero lo que nos muestra es un patético remedo de historia que hasta un bebé podría adivinar en los primeros cinco minutos y cuyos actores carecen de química.

Por un lado está Tessa Thompson como una mujer que tras un encuentro con los MIB, logra retener su memoria y pasa los siguientes 20 años tratando de localizarlos de la forma más hollywood donde facilmente hackea el telescopio espacial Hubble en la computadora de su oficina al mismo tiempo en que consigue entrar al FBI y a la CIA pero declina los trabajos porque ninguno le ofrece entrar a Men In Black.

Cuando por fin logra su cometido en una de los intercambios más aburridos como Emma Thompson, es enviada a Londres para investigar algo que supuestamente está mal con las oficinas de MIB en esa área.

Por otro lado tenemos al Agente H, interpretado por Chris Hemsworth en otro papel donde sale como galán de escuela privada con actitud engreída igual que en Thor, igual que en Rush, tratando de lanzar cuanto chiste puede para ver si uno conecta pero lamentablemente, toda la vena cómica que le vimos en Ghostbusters parece haberse esfumado. ¿Recuerdan cuando Danny Zucco saca su actitud macho-engreído cuando se sorprende de ver a Sandy en la escuela pero tiene que seguir aparentando frente a sus amigos en Vaselina? Pues ese es básicamente el personaje de Hemsworth aquí y terminas esperando que sea la víctima de un asesinato por parte del villano secreto.

Aun me sorprende cuando alguien se atreve a asegurar que Tessa y Chris tuvieron química en Thor Ragnarok cuando yo recuerdo todo lo contrario y aquí queda demostrado que tengo razón pues es obvio que ambos no se tragan y solo están eserando a que el otro acabe de decir sus líneas para poder hablar y hacer de cada escena un martirio sin final aparente.

La acción es anticlimática excepto una pelea con el malgastado personaje de Rebecca Ferguson en una espantosa peluca, con el final más anunciado de todos gracias a una escena del principio y la batalla final con el villano secreto es INSIGNIFICANTE.

Si pudiera hablar con Hemsworth y Thompson les rogaría no abandonar los dulces brazos de Marvel porque sus carreras fuera de esa franquicia están absolutamente muertas. El premio para peor película del año está entre esta y Hellboy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s