Always Be My Maybe

el

Cuando dos amigos de toda la vida, que se dejan de ver tras una noche de sexo cuando son adolescentes, se reúnen 13 años después, tenemos una comedia romántica que comienza siendo un tremendo y aburrido cliché hasta que consigue el mejor cameo de toda la historia.

Producida, escrita y protagonizada por la comediante Ali Wong, esta cinta nos muestra la vida de la comunidad coreana en Estados Unidos y como muchas veces es solo el miedo de dejar la comodidad de nuestra miserable vida lo que nos detiene en muchas cosas.

Ali Wong y Randall Park, quien también produce y escribe esta película, tienen muy buena química, mucho mejor que otras parejas que he visto en este tipo de películas en años, en verdad crees en su amistad y los otros detalles de sus personajes, el problema es que el primer acto es muy débil y casi aburrido hasta el punto de querer dejar de ver la película. Porque esto sería un tremendo error porque te perderás del mejor momento de la historia:

Keanu Reeves interpretando a una versión más Hollywood y prepotente de como en realidad es, en uno de los papeles más cómicos de su carrera desde la secuela de Bill y Ted, lo que me hace querer la tercera entrega de esos personajes ¡YA!

Su aparición inyecta vida a la película y hace mejor el segundo acto que termina apachurrando tu corazón de una forma que no esperaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s