John Wick 3: Parabellum

el

No solo es inmortal, pues al verlo no creerías que ya cruza las 5 décadas, Keanu Reeves también es de los pocos actores que pueden presumir dominio de la taquilla y permanencia en el gusto del público con dos grandes trilogías. Aunque personalmente no fui fan de la primera entrega y me salté la segunda, hubo algo en los trailers de la tercera que despertó mi curiosidad ¡y vaya que fue recompesada!

En esta ocasión, John está en los últimos minutos antes de ser excomulgado de la sociedad de asesinos por romper la regla cardinal del Hotel Continental y con una recompensa de 14 millones por su cabeza, el temido “Baba Yaga” busca una forma de salir vivo de esta.

Esa es la extensión de la historia, lo demás es un montón de preguntas más sobre la mitología de esta extraña trilogía, pero no dejen que eso los desilusione porque más allá de ser su punto débil, permite enfocarse en escenas de acción que dejan en ridículo a cualquier otra película.

A pesar de que Mad Max Fury Road es una de las más impresionantes películas de acción de la década, carece de batallas cuerpo a cuerpo, así que ese honor aun le pertenece a The Raid, una cinta que ha redefinido las películas de acción en todo el mundo y que Hollywood ha tratado de imitar desde su estreno con poco éxito. John Wick 3 tiene la suerte de ser dirigida por un antiguo doble de acción que se olvida de homenajes y malas copias de dicha cinta y crea algo verdaderamente espectacular.

Por dos horas la adrenalina y la acción no se detienen y son brutales ya sean en las calles de Nueva York, un hotel en Casablanca, a caballo o en una habitación con muros transparentes, esto se siente real porque es real, no hay grandes engaños creados por computadora, solo un meticuloso estudio de las capacidades físicas de los actores y los dobles.

Keanu Reeves está en su mejor momento y le da las buenas y las malas a otro adicto a la adrenalina (Tom Cruise) al hacer sus propias escenas de acción sin dobles lo que permite tomas más abiertas y extendidas de salvajes peleas.

Otra que destaca aunque no es más que un cameo glorificado, es Halle Berry como otro personaje misterioso del pasado de John, pero más que una dama en peligro Berry se pone al tu por tu con Reeves y su forma de ataque combinado con sus perros entrenados son la fórmula perfecta para querer saber más de su personaje.

John Wick 3: Parabellum no es la película más dramática ni jugosa del año pero definitivamente es la mejor película de acción del año y una que aparecerá en las listas de lo mejor de la década porque es la primera del cine occidental que logra igualar y por momentos superar a The Raid.

I’m Out!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s