Game of Thrones Capítulo final: …y ahora su guardia ha terminado

el

Estamos aquí, en el final de todas las cosas, y esta serie nos ha dado una gran lección sobre la verdad de la política: no hay buenos y cualquiera puede ser malo, pero lo necesario es alguien dispuesto a sugerir un pequeño cambio para que las cosas sean diferentes.

Tras la destrucción de King’s Landing, Tyrion es la representación de todos los que no vieron quien era Daenerys en realidad (el resto somos Varys y nos quemaron la semana pasada). Caminando entre las cenizas y los cadáveres, el último de los Lannister vio su tremendo error, su cobardía y solo alguien con la capacidad actoral de Peter Dinklage pudo entregarnos esa escena donde ve los cuerpos sin vida de sus hermanos y la hace desgarradora sin tornarla ultra dramática.

Me encantó el detalle de cuando Daenerys está dando su discurso a sus fieles tropas y de pronto vemos a Tyrion acercarse por atrás mientras que entre los soldados está Arya. La Reina Loca ha creado nuevos enemigos y se están acercando pero Tyrion logra darle el golpe más contundente sin siquiera tocarla

“Si, yo liberé a mi hermano y tu quemaste una ciudad”

¡¿Quién necesita espadas cuando ese fue el mejor golpe de la temporada?!

Es justicia poética el que Daenerys, habiendo ganado, jamás llega a sentarse en el Trono de Hierro, mostrando que no era la elegida. Por otro lado la historia de Grey Worm es una tragedia, un perro de guerra que conoce el amor y se vuelve humano solo para perderlo y volverse justo lo que odiaba, un Señor de la Guerra derrotado y sin poder ejecutar su venganza.

La historia de Jon y Daenerys me recordó a la de Anakin y Padme, el supuesto elegido que pierde la cabeza y su enamorada que cree en él a pesar de las grandes pruebas de que es un maldito. Por suerte Jon no “perdió la voluntad de vivir” e hizo lo que tenía que hacer, poniendo fin a la Reina Loca en una emotiva escena donde las palabras de Dany espantarían a cualquiera.

Drogon, más allá de ser una tierna escena cuando derrite el trono y se lleva el cadáver de su madre, siento que fue un problema para los escritores pues en ese momento no hay un arma efectiva para matarlo pero el dragón tampoco se iba a quedar con Jon, así que optaron por desaparecerlo en el mapa.

Ahora algo gracioso, esta semana vino Sophie Turner a México a promocionar su próxima película y entre el mar de fans y reporteros pude decirle “oye Sophie, ¿Quién es la Reina en el Norte?” A lo que ella respondió con una sonrisa “La estás viendo”. Primero que nada, me pareció genial la forma en que respondió sin tapujos ni nada, pero también me fascinó que desde el lunes me dio tremendo spoiler! Aunque la verdad sea dicha NADIE merecía el Norte más que ella, tras todo lo que ha sufrido, y es que es cierto “todo lo que nos ha pasado, las decisiones que tomamos, nos han traído aquí” y su respuesta a la elección de su hermano es algo que habría hecho orgullosos a sus padres “Te quiero pero el Norte no va a doblar la rodilla por nadie” y ahora es un reino independiente.

¡Bran! La opción más extraña y que nadie veía venir terminó siendo la mejor. Un jóven por el que inició la guerra de los Cinco Reyes, sobrevive a esa caída, viaja al norte y se convierte en el Cuervo de Tres Ojos, un ser atemporal que puede ver todo lo que ocurrirá y gobernar de acuerdo a eso, es fantasía pura pero es la respuesta que esta serie nos da en que solo alguien así podría ser un buen gobernante, pero no existe así que estamos jodidos.

Hace un par de semanas escribí sobre la posibilidad de introducir democracia en Westeros y parece que tuve razón, solamente que los escritores me dieron una lección en que democracia no significa que el pueblo sepa lo que es bueno…y tienen razón ¿Qué van a saber los habitantes de los seis reinos lo que necesita hacerse?

El final es una rara mezcla de tragedia y algo alentador, quienes debían quedar bien, recibieron su recompensa, quienes erraron ahora pagan penitencia y luego está Jon, el bastardo que era el verdadero rey pero cuyo amor por la persona equivocada lo llevó a perderlo todo y ahora se perderá en la historia de Westeros, será un mito.

Una fantástica temporada que premió a los fans que hemos dedicado años a prestar atención a una de las mejores historias de la televisión, una que difícilmente podrá repetirse o ser superada en escala. No queda más que agradecer al elenco y a todos los que detrás de cámaras fueron responsables de hacer que esto pareciera real.

I’m Out!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s