El Vice Presidente (Vice)

el

Adam Mckay, el hombre detrás de comedias como La Leyenda de Ron Burgundy, es uno de esos directores que me confunde cada que saca una película seria. Con The Big Short tocó un tema bastante importsnte sobre la economía norteamericana y el gran fraude de Wall Street que llevó a una tremenda recesión, pero la película estaba contada como si David Lynch, Quentin Tarantino y Martin Scorsese hubieran tenido un niño y este te contara una historia al mismo tiempo que consume cocaína. No era sarcástica, más bien se sentía como si el director y sus actores nos estuvieran haciendo el favor de explicarnos todo porque somos muy, muy tontos.

Vice es la biografía de uno de los hombres más crueles y peligrosos de la historia moderna de Estados Unidos, Dick Cheney, el hombre con todo el poder del gobierno en sus manos durante la presidencia de Geroge W. Bush desde sus inicios como un bueno para nada hundido en el alcohol hasta la consolidación de su poder manejando al inexperto hijo de George H.W. Bush.

Aquí Mckay deja de lado la locura argumental de The Big Short y decide usar una narrativa más lineal que comente el primer gran error de humanizar a este hombre, los primeros 40 minutos lo vemos “limpiar su vida” escalando posiciones dentro del circo político mostrando que el poder corrompe a cualquier persona y lo hace de la mano de Christian Bale en otra de sus exageradas transformaciones físicas con todo y el regreso de su rasposa voz de Batman. Este es un papel bastante taimado para Bale, nada sorprendente detrás de él más allá de las ocasiones en las que Mckay decide hacer que sus actores actúen como personajes de William Shakespeare o algo parecido.

Acompañando a Bale está Amy Adams, una de las mejores actores de la actualidad que aquí parece solo estar cobrando un cheque pues su interpretación de la determinada, conservadora y “Lady Macbeth” Lynne Cheney es solo una desangelada versión del papel que hiciera infinitamente mejor en The Master años atrás y aquí bien pudo haber sido interpretado por cualquier otra actriz pero debo reconocer que Bale y Adams tienen una gran química en pantalla cada vez que deciden trabajar juntos.

El resto del elenco está conformado por imitaciones dignas solamente de Saturday Night Live proporcionadas por Sam Rockwell, poseído por Will Ferrell en su ahora icónica imitación de George W. Bush; Steve Carrell como un Donald Rumsfeld que pudo darle las buenas y las malas a Jon Hamm en Mad Men y Tyler Perry como Colin Powell quien en cualquier momento esperaba verlo explotar en gritos de “Hallellu!” Como lo hace su clásico personaje de Madea.

Vice es una confusa biografía que supuestamente trata de mostrarnos los horrores que estos personajes hicieron cuando se les entregaron las llaves del reino, pero por alguna razón termina justificándolos y haciéndolos lucir como rockstars que dictaminan y reparten muerte como si se tratara de dar likes en Twitter.

5/10

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s