They Shall Not Grow Old

They-Shall-Not-Grow-Old

Para conmemorar el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, Peter Jackson (Lord Of The Rings) decidió armar un documental en el que recolecta las historias de decenas de soldados que participaron en el conflicto y como un extra, decidió dar color y sonido a todos los videos que fueron tomados en aquella época, logrando así contar un relato de orgullo y terror.

Lo que Jackson ha hecho con todo ese material es simplemente impresionante, el color y sonido logran crear una atmósfera que te pone hombro con hombro junto a esos jóvenes que al escuchar que Inglaterra había declarado la guerra contra Alemania sintieron que era su deber nacional enlistarse y luchar.

Imaginen estar sentados en una mesa con un grupo de veteranos tomando té y relatando todo desde como se enlistaron hasta su trágico y nada heroico retorno a casa, así es como Jackson edita horas de audio que nos dejan sentir lo extraño de hombres de todas clases sociales reunidos para aprender el regimiento militar y describir las arduas horas, los sargentos gritando órdenes y lo pesado del equipo. Muchos de ellos mintieron o fueron obligados a mentir sobre su edad para poder entrar al ejército, la mayoría jamás había disparado un rifle y cuando les entregaban uniformes que no les quedaban bien recibían un “pues es lo que hay y no detengas la fila”.

La descripción de las trincheras es algo inhumano y como bien dicen “vivíamos peor que vagabundos” entre lodo, insectos, excremento y falta de servicios públicos. Tus únicos alimentos eran pan con mermelada en la mañana, estofado en alguna parte de la tarde y lo que pudieras guardar para la noche, pero eso si, los oficiales les decían que era un crimen de guerra traer el uniforme sucio y cuando había inspección tenían que limpiarlo como pudieran.

Puedes escuchar el cambio en la voz de todos los entrevistados cuando hablan de “No Man’s Land” un territorio con trincheras que se expandían por kilómetros donde constantemente eran bombardeados, disparados o víctimas de ataques con gas mostaza. La pérdida de humanidad que debían experimentar al saber que cualquier cosa podía matarlos o la gangrena ocasionada por el lodo y frío podía costarles un pie pero sus voces simplemente se tornan heladas cuando relatan como avanzaban y veían a sus compañeros caer muertos o como simplemente tenían que eliminar al enemigo de cualquier forma.

Muchas veces la locura de la Segunda Guerra Mundial opaca la violencia vivida en la primera donde NADIE sabía a lo que se enfrentaba y donde muchos adolescentes se transformaron en hombres en un instante, la mayoría para jamás salir con vida de ese campo de batalla.

9.5/10

I’m Out!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s