Outlaw King

Braveheart (Corazón Valiente) es una de las grandes películas de la carrera de Mel Gibson así como de la historia del cine, pero como ocurre con muchas cintas históricas, Gibson acomodó eventos y tomó demasiadas libertades para armar una historia más “Hollywoodense”.

David Mackenzie, director de la fantástica “Hell or High Water”, llega ahora con una cinta sobre uno de los personajes de esa película y uno de los personajes más importantes de la historia de Escocia: Robert Bruce.

A pesar de tener una escala infinitamente mayor a la de su película anterior, Mackenzie nos da una historia despojada de cualquier truco o estilo de la Meca del Cine, no hay exageraciones románticas, no se cumple con ninguna agenda y no busca llevarla hacia un épico final. Por eso mismo Outlaw King se siente como una película independiente ambiciosa que se preocupa por contar la historia de un ser humano con responsabilidad y amor por su país pero con errores humanos que destruyen una frágil tregua.

La historia comienza después de la derrota de Falkirk, William Wallace ha escapado a las montañas y los nobles se rinden para traer paz y recuperar favor con el Rey Eduardo de Inglaterra. Robert recibe la mano de Elizabeth Burgh como señal de la alianza entre ambas naciones pero el pueblo sigue con el espíritu elevado por la rebelión y cuando la noticia de la muerte de Wallace se esparce, el caos regresa.

Es magnífico ver cuando un actor y un director logran congeniar tan bien para hacer grandes proyectos, lo hemos visto con Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese, Tim Burton y Johnny Depp y otros. Mackenzie ha encontrado a su actor en Chris Pine quien tras sorprendernos con Hell or High Water vuelve a mostrar que es un actor al que Hollywood no debe ignorar pues a pesar de no ser escocés, logra envolverse en la piel del personaje haciendo de este no un super hombre sino uno con el valor de aceptar sus errores y corregirlos por un bien común.

El elenco en general es impresionante pero debo destacar a Aaron Taylor-Johnson y especialmente Florence Pugh quien siendo la más joven del elenco tiene una poderosa presencia, le auguro grandes cosas en el futuro.

La cinta no escatima en mostrar violencia en momentos tan tensos y como dije, a pesar de no hacer batallas “épicas”, las que tiene son brutales. Mackenzie nos mete al centro del conflicto y lo hace ver real y sanguinario, sentimos cada golpe, cada flecha que perfora un cuerpo.

Outlaw King es una de esas películas que tienen que ver si o si.

10/10

I’m Out!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s