¿Qué diablos pasó con las estrellas de cine?

La maquinaria de Hollywood es imparable y una parte de esta son las grandes estrellas del cine y la TV que desde sus inicios han interesado al público despertando el morbo por saber más sobre sus vidas.

En las primeras décadas del cine, Hollywood se encargó de fabricar el sueño de que “cualquiera puede ser una estrella” solo tienes que llegar a Los Ángeles con una maleta llena de sueños y esperar a que un gran productor te descubra mientras estás en un café. Esto por supuesto era falso, a las estrellas se les creaba una imagen que iba desde su aspecto físico hasta su historia simplemente porque ser una granjera de Kansas no era emocionante para las revistas de chismes. Por eso es que películas actuales como La La Land fueron criticadas por algunos al pintar el Hollywood actual similar al de los 30’s y 40’s.

Con el paso de los años, la industria toma a ciertos individuos y si resultan valiosos los impulsa con un ejército de publicistas detrás, de ahí que recordemos nombres como Charlton Heston o Greta Garbo. En los 80’s tuvimos el boom de los actores jóvenes que aparecían en todas las portadas de revistas como Michael J. Fox o Tom Cruise y esto se extendió hasta los 90’s donde incluso comediantes como Jim Carrey se volvieron superestrellas con proyectos que los fans veían sin parar.

Pero algo ha ocurrido en esta década, parece que los estudios ya no tienen superestrellas y a la gente ya no le interesa. Ahí tienen el caso del Universo Marvel.

Claro, amamos a esos actores en esas películas, nos emocionan hasta volvernos locos ¿Pero entonces porqué sus otros proyectos fallan?

Robert Downey Jr ha sacado 6 películas fuera del MCU desde que dijo “Yo soy Iron Man” y de esas solo Sherlock Holmes y su secuela han sido exitosas. Lo mismo no puede decirse del Sherlock de la TV que se volviera Doctor Strange pues las pocas películas que ha sacado han fracasado en taquilla (y las del Hobbit no lo tienen como protagonista). Se podría decir que Chris Pratt es el más exitoso…en parte porque no ha sacado muchos proyectos fuera de franquicias (no recordemos Passengers por favor) y Zoe Saldana tiene a Avatar en su CV, la película más taquillera de todos los tiempos, pero su otra película de 2018 “I Kill Giants” no logró ni 5 millones de dólares en taquilla.

Pero esto no va contra el MCU, esto es en general, el público parece amar a los actores siempre y cuando estén dentro de alguna franquicia como Jennifer Lawrence y sus películas fuera de Los Juegos del Hambre que apenas y cubren su salario en taquilla.

¿Porqué decimos apoyar a un actor pero no vemos sus otros proyectos?

Antes de entrar al ejemplo más reciente quiero mencionar a las estrellas de las secuelas de Star Wars, todos han sacado películas fuera de la saga y ninguna ha logrado nada. “Silence” con Adam Driver falló tanto en taquilla que casi destruye la carrera del director Martin Scorsese y ¿Recuerdan la secuela de Pacific Rim de este año protegonizada por John Boyega?

El golpe más reciente es para un actor fuera de cualquier franquicia pero que al parecer es amado por la crítica: Ryan Gosling. First Man se estrenó este fin de semana en Estados Unidos, en el mes que ha dado suerte a otras películas espaciales en años recientes como The Martian y Gravity, pero por alguna razón la película solo logró debutar en séptimo lugar y muy por debajo de las expectativas del estudio ¡Que de por sí ya eran bastante bajas!

Le pronosticaban un miserable fin de semana de 20 millones y la película solo logró acumular 16!!! ¿Dónde está el amor por este actor que tanto se pregona?

First Man era, hasta este fin de semana, una de las grandes favoritas de la próxima temporada de premios y Gosling se perfilaba como el actor del año por interpretar al astronauta Neil Armstrong, la película casi suena como diseñada para conseguir premios pero ahora con esta taquilla dudo que vaya a tener tanto amor.

Y miren, sé que la mayoría de las películas que son nominadas al Oscar no tienen grandes taquillas pero hay una razón por la que First Man se estrenó con tanto bombo y platillo. Siendo la tercera película del director de La La Land, el estudio pensó que la temática, el actor y director serían suficientes para destacar en un mes donde no hay muchas películas blockbuster y es semanas antes de Halloween, el trailer se veía espectacular pero nada de esto fue sufuciente para atraer al público.

Tal parece que Hollywood ha perdido la fórmula para crear superestrellas, tiene la fómula para generar mucho dinero con películas de verano, sin duda. Pero esto parece demostrar que al público no le interesa quien esté dentro de una franquicia, porque no me pueden decir que los actores de las franquicias más populares de ahora eran conocidísimos antes! Y esto me hace pensar cual será el futuro del cine si la mayoría del público no quiere ver buen cine y ahora tampoco se interesa por el nombre que acompaña a las películas.

I’m Out!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s