Christopher Robin

christopher_robin

Estamos en una era donde las grandes compañías solo se alimentan de la nostalgia de sus consumidores y “La Casa del Ratón” es sin duda la que más se aprovecha de esto; ahora llega con su más reciente proyecto: Christopher Robin. Con esta película logran entrar en el corazón de cada ser humano que se cruzara con el Osito bobito en algún momento de su vida. La historia es simple y nos narra como un niño con ganas de explorar el mundo va cambiado radicalmente para volverse un adulto que olvida por completo quien es y comienza a convertirse en el adulto que todos los demás quieren que sea, un ser insatisfecho y frio que va dejando atrás las cosas que realmente le interesan. Todo hasta que sus grandes compañeros de la infancia reaparecen en su vida para recordarle que es lo que verdaderamente importa. La historia suena ligeramente familiar a otras que hemos visto en el pasado, pero todo queda perdonado rápidamente por una simple y sencilla razón: Pooh.

Winnie regresa de la manera que nunca pensamos que funcionaria, y es que una versión Live action no era algo que queríamos ver, pero lo hacen de una manera tan impresionante que solo nos queda aplaudirle a Disney por hacer nuevamente de las suyas. No solo nos recuerdan las primeras apariciones de los famosos personajes en las películas de Disney, también nos dan algo más basado en los libros de A.A. Milne. Todo esto en un festín de ternura que nos hará sonreír por casi dos horas en la mejor compañía que pudiéramos pedir.

Basta con decirles que la segunda aparición de Pooh es un completo homenaje al clásico animado, es todo lo que Disney ha buscado hacer con cada una de sus adaptaciones pero como ni ellos se imaginaron que podrían hacerlo, nadie puede negar la emoción que da ver al Pooh que recuerdan de cuando eran niños. Siento la obligación de darle un merecido aplauso a Igor quien es el segundo al mando y el que más risas saca a la gente dentro de la sala. Por otro lado en esta ocasión deciden explorar algo que siempre se ha sabido pero jamás se había hecho de la manera correcta y aquí cada uno de los personajes representa dignamente una emoción dentro de Robin y lo hacen de forma tan clara que te permite identificarte más rápido con cada uno de ellos.

Finalmente solo me queda aplaudir la participación de Ewan McGregor, este es uno de esos actores que no han recibido el reconocimiento que merecen pues siempre entrega una excelente actuación sin importar la película; aquí lo vemos en un ambiente muy diferente a comparación de sus últimos proyectos, pero lo disfruta de tal manera que no podemos ver a nadie más como la versión adulta de ese niño que todos queríamos ser, por gran parte de la cinta es el único personaje humano que vemos en pantalla y la forma tan ruda o grosera con la que trata a Pooh nos duele sobre todo porque Winnie soporta cada golpe que le llega por amor a su amigo. McGregor logra equilibrar tanto a Christopher Robin que al igual que el osito logramos ver que dentro de todo lo que dice sigue estando ahí ese niño con el que todos crecimos, lo cual es algo que no cualquier actor hubiera logrado, este es un personaje que nos deja ver lo gracioso y serio que puede ser Ewan. Christopher Robin comete ciertos errores, nos manda un mensaje que ya hemos visto muchas veces, pero lo hace con la ayuda de los personajes adecuados de la manera más apropiada posible y es por eso que la convierte en una de aquellos que todos deben ver.

Y me atrevo a decir que esta es la reina de las cintas nostálgicas!!!

10/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s