Movie Mitos: James Gunn, Disney y los fans

https_blueprint-api-production.s3.amazonaws.comuploadscardimage8148877789acc5-660c-45ae-8f88-a7f1f5a290ee

Estamos en una época donde la libertad de expresión no solo está siendo reprimida por los gobiernos, también por el pueblo que habita el éter de las redes sociales. Como todo en este planeta, la cultura de lo políticamente correcto comenzó como una necesidad de equidad mundial pero poco a poco hemos visto que es una cultura con demasiados huecos.

En un mundo feliz, todos seríamos respetados por nuestra apariencia, religión, país de origen, orientación sexual y opinión, pero entonces cosas como el humor morirían una agonizante muerte digna de Shakespeare. Todos hemos comentado algo inapropiado en algún momento de nuestras vidas, ¿pero en que momento debemos pintar una línea en el piso para no sonar como los peores seres humanos de la historia?

James Gunn, el director de Guardianes de la Galaxia, se ha visto envuelto en tremendo escándalo en esta semana gracias a un puñado de tweets que hizo 8 años atrás que contenían comentarios fuertes sobre homofobia, sexismo y pedofilia que simplemente reflejaban su inmadurez, y repito, todos hemos pasado por esa época en la que, como dicen algunos “hablamos por el culo” pero el problema para Gunn vino cuando su odio por la actual administración del gobierno de Estados Unidos lo cegó suficiente como para meterse en una discusión de Twitter contra una notoria figura Republicana/Conservadora cuya única misión en este mundo parece ser instigar el odio hablando de temas controvertidos como aplaudir los campos de concentración que actualmente habitan más de dos mil niños latinos. 

DiiVF4kXUAAJLWr

Yo soy el primero en aplaudir el entusiasmo con que James Gunn ha expresado su repudio ante estos y otros hechos de la presidencia de Trump, pero también entiendo perfectamente donde estuvo el tremendo error de Gunn.

Este tipo de conservadores republicanos son especialistas en atrapar gente con su estúpida e hiriente palabrería y buscan obtener una reacción, sobre todo de personalidades de la izquierda liberal, y Gunn lamentablemente cayó en la trampa de esta escoria quien parece haber preparado a sus seguidores para obtener todos los tweets de la cuenta del director que hablaban de los temas que mencioné anteriormente.

De inmediato y ondeando la bandera puritana característica de la hipocresía norteamericana miles de personas comenzaron a abuchear virtualmente a Gunn por comentarios “tan perturbadores” a tal grado que obligaron a Disney, actual emperador del cine comercial, a despedir al director sin mayor investigación, totalmente en contra de la política “Inocente hasta probar lo contrario” que caracteriza a la ley norteamericana.

Esto dejo ver que…y agárrense porque seguro va a ser un “shock” para muchos….Disney no es la dulce y tierna tierra de fantasía y felicidad que muchos creen…GASP! Cielos! Qué impresión (dije yo NUNCA!) sino la fría y calculadora empresa que siempre ha sido, dando de inmediato la espalda a un director que les trajo no solo una de sus más exitosas franquicias, sino toda una nueva visión que Marvel había comenzado a adoptar en sus más recientes películas.

Incluso Kevin Feige, el tío cool que todo marvelita quisiera tener en su familia y gran maestro detrás del Universo Cinematográfico de Marvel, dio la espalda a su hijo prodigioso en menos de 24 horas sin más preguntas causando una ola de enojo entre varios fans que en verdad creían que Marvel Studios era una sagrada Utopía donde todo siempre salía bien. 

Lamentablemente así es en todo Hollywood, donde no importa lo que hagas siempre y cuando no se haga público porque lo más preciado que existe detrás del séptimo arte es la percepción pública y Disney ha luchado por décadas para mantener la ilusión, solo visiten alguno de sus parques temáticos para descubrir la versión orwelliana de la diversión donde los empleados no son “empleados” sino “actores” que obedecen reglas como “jamás poder decir que no saben algo” o “nunca dejar de sonreír”.

Ahora Gunn es el nuevo paria de la ciudad pues no solo fue despedido de Marvel y de Guardianes de la Galaxia Vol. 3 ¡La cuál él escribió!, también Amazon ha cancelado la producción de una serie en la que estaba trabajando y Sony Pictures canceló un proyecto secreto que habría sido revelado durante la Comic Con de San Diego el pasado fin de semana. 

Por supuesto que varios famosos de Hollywood han salido a defender el honor de Gunn como verdaderas amistades arriesgando su propia carrera, en mi opinión esa es la única forma en la que se descubre quienes son tus verdaderos amigos, mientras que otros como Chris Pratt y Zoe Saldana decidieron dar su apoyo moral escondidos entre las sombras para no perder sus jugosos contratos esclavistas con Disney y Marvel y sí, lo estoy diciendo así porque en verdad esperaba que estos dos salieran con las espadas desenvainadas por su amigo, especialmente considerando que Pratt le debe su actual fama a Gunn.

Por su parte, una gran porción de fans han demostrado su amor por Gunn luchando de la única manera posible, atascando las redes sociales con mensajes a favor de que Disney vuelva a contratar a Gunn. Sé que estas cosas no siempre resultan favorables pero en esta época hemos visto el poder de las redes sociales y la esperanza es lo último que muere. 

Otros más realistas han comenzado a buscar un reemplazo para el director y miren, me cae bien James Gunn y no creo que sus comentarios reflejen su verdadera personalidad pero estamos hablando de una compañía que no se va a detener a menos que los fans dejen de pagar por sus películas y dudo que los marvelitas sean tan apasionados como los fans de Star Wars y boicoteen Captain Marvel el próximo año, ni se emocionen por el primer trailer de Avengers 4 y Disney lo sabe. Una de mis grandes quejas sobre el fanatismo de algunas personas siempre ha sido que apoyan a los actores siempre y cuando salgan en esos proyectos que les llaman la atención y no en TODOS los proyectos que hacen (ejemplo: Emma Watson); pero me encantaría ver a los fans dándole un gran susto al Ratón con una pésima taquilla en su próxima cinta como un mensaje claro sobre como no nos tienen controlados.

En conclusión: James Gunn es un ser humano que aprende y madura de igual forma que comete errores y no debemos juzgar sin tener pruebas. Disney ha cometido un tremendo error al dar la espalda tan rápido a un trabajador que ha demostrado su lealtad desde el primer día y tal vez les cueste algo en el futuro pero eso solo dependerá de los verdaderos fans.

I’m Out!!!!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s