Gringo

gringo-cartel-b

No es que el racismo haya desaparecido mágicamente de Estados Unidos, pero desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de ese país, los racistas creen que ahora si tienen permiso para ser así de despreciables en público y por supuesto Hollywood ha levantado su cabeza para gritar a los mil vientos que su comunidad no es racista…pero luego hacen cosas como Gringo.

México no se salva tampoco, somos un país muy racista pero como nos importa un pepino lo que piensen los demás, no nos golpeamos el pecho tanto como los gringos, para nosotros un negro es un negro y no un “afroamericano”. El problema con esta película es su visión tan redneck de nuestro país y lo más doloroso es que la sociedad cinematográfica nacional y el gobierno nacional parecen hacerse de la vista gorda con tal de que les den dinero americano.

Gringo trata sobre un empleado sin mucha malicia al cual su jefe y supuesto mejor amigo lo mantiene con una correa muy corta para manejar su sucio negocio farmacéutico pero cuando este se da cuenta que la empresa está por ser comprada por una más grande y su cabeza será la primera en rodar, decide inventar que lo secuestraron en México, donde la compañía tiene su propio laboratorio y por supuesto que le vende drogas a un narcotraficante llamado “Pantera Negra”.

Esta película con un mejor guión y bajo la dirección de un mejor director tal vez podría pasar como una mala película del difunto Tony Scott, pero la historia da tantas vueltas que por más atención que le pongas simplemente no la comprendes, en especial la relevancia de la pareja de jóvenes amantes que viajan a México para recoger unas drogas.

El mayor problema es que tratan a México tal y como se lo imaginan los rednecks de Estados Unidos pues los personajes viajan a la Ciudad de México y jamás te indican que se mueven de ese enorme territorio pero por alguna razón el supuesto barrio pobre tiene puros restaurantes veracruzanos y en 40 minutos (de acuerdo a lo dicho por uno de los personajes) ¡Ya están en las costas! y es que típico gringo que solo conoce la capital, la playa y el norte donde obligatoriamente hay narcos pero TODO para ellos es la CDMX y eso es excluyendo el montón de clichés en el vocabulario que usan los personajes principales sobre el país donde “todos nos lavamos los dientes con tequila”.

Entiendo que Charlize Theron ha quemado muchos puentes en Hollywood y por lo mismo ya casi nadie la contrata a pesar del éxito que tuvo con Mad Max Fury Road, pero aquí parece estar actuando con una flojera gigante y decidió solo ser un estereotipo de la tipa ejecutiva bitch que solo sirve para coger y tener dinero. 

Gringo es una de las razones por las que los gringos no nos respetan ya que mientras nos paguen, los dejamos hablar de nosotros y nuestro país como se les antoje.

0/10

I’m Out!!!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s