Ready Player One

Dudo mucho que otro director pudiera hacer una adaptación de un libro como Ready Player One pues Steven Spielberg tiene todo el poder para entregar algo entretenido y no solo un desfile de escenas sin sentido.

RPO cuenta la historia de Wade Watts quien en el año 2045 vive en una sociedad donde el juego virtual OASIS se ha convertido en una “segunda vida” para la población mundial, especialmente cuando Halliday, creador de este mundo virtual, anuncia que tras su muerte ha dejado una cacería por tres llaves que darán a quien las encuentre riqueza y control total sobre el juego.

Comparar la novela con la película es un error pues Spielberg ha demostrado que la mejor adaptació es aquella que captura el sentimiento del libro y no lo copia página por página así que, para efectos de esta crítica, me centraré solo en la cinta pues definitivamente son dos bestias completamente diferentes, aunque si cometo el error de compararlas en algún momento, pido disculpas pues soy un gran fan del libro.

RPO es una carta de amor/homenaje a la cultura geek y gamer, llegó un punto en el cual decidí dejar de enfocarme en los detalles pues eran demasiado y tendré que utilizar varias vistas y esperar al blu ray para encontrarlas todas, pero logra sentirse como algo real y no como ungrupo de actores y un director de 70 años tratando de sonar “cool”. La forma en la que Wade, quien dentro del OASIS usa el seudónimo Parzival, habla es básicamente como yo hablo, con referencias de películas, libros, juegos, etc. Así que nunca lo sentí falso y Spielberg logra que haya algo interesante de los personajes tanto fuera como dentro del mundo virtual.

Tye Sheridan funciona muy bien como Parzival mostrando su lado más confiado dentro del OASIS y más introspectivo fuera en un mundo real tan aburrido que justifica porque el OASIS se volvió más que un juego para la humanidad.

He estado leyendo que esto es una “simple fiesta de la nostalgia” pero creo que quienes lo dicen no saben utilizar el término pues en ningún momento reconocer la granada sagrada de Antioch de Monty Python and the Holy Grail se compara con el sentimiento de volver a vivir los 80’s como cuando tenía 8 años. Vaya que Spielberg y el guionista Zach Penn supieron como utilizar todo para crear una historia entretenida como aquellas del Spielberg joven y tal cual el mundo virtual, escapar por más de dos horas.

Voy a tocar un poco de spoilers para decir que el cambio hecho al reto de la segunda llave mejoró lo hecho en el libro 100% y no me cabe la menor duda de que se volverá una de las mejores escenas del año así como una referencia básica de la filmografía de Spielberg. Cada detalle fue cuidado con amor hasta la imitación del grano de la película original, presiento que si el director de esa película estuviera vivo hoy tal vez no habría estado emocionado pero definitivamente habría sonreído por la forma tan acertada de homenajear una de sus grandes obras.

Las actuaciones no son nada para aplaudir pero sin duda son aceptables, destacando más a Olivia Cooke y Lena Waithe.

Ahora, no todo es miel sobre hojuelas, la cinta si llega a caer un poco en el espectacular tercer acto donde Spielberg comienza a cometer el tremendo error de “predicar madurez” después de dos horas de aplaudir a la cultura Geek/gamer. No puedes aplaudirle a alguien sus decisiones por dos horas para al final decirle cual anciano “…pero estás mal” y esa forzada lección de “la realidad es mejor” va en contra del libro y de la película, si el personaje principal hubiera aprendido eso de manera natural al final no habría queja, pero “joderlo quedito” después de casi morir tratando de salvar un mundo virtual es un insulto y desinfla todo el sentimiento de la película hasta el punto en el que mi acompañante y yo estuvimos horas discutiendo que ese momento en especial fue lo que nos hizo decir “la amé pero no tanto”.

Me voy a meter un poco a la historia del libro (les dije que lo sentía) pero entre las mil diferencias hay una que en verdad creo que no llegó a la mente del director ni el guionista: En el libro, el OASIS no es solo un videojuego tipo World of Warcraft donde solo vas a escapar, se volvió tan importante que es la principal economía del mundo, el dolar vale menos que las monedas dentro del juego, la gente tiene trabajos dentro de este mundo virtual y hasta las escuelas han cerrado en la realidad porque TODOS asisten a las escuelas virtuales. Apagarlo sería como desconectar internet para aprovechar el mundo real, hay implicaciones de caracter internacional y económicas de por medio así que el mensaje final de la película es totalmente irreal.

Sin embargo no puedo negar que esta historia es SPIELBERG puro y sin filtro, exhilarante.

9.5/10

I’m Out!!!!!

Un pensamiento en “Ready Player One

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s