En Nombre de mi Hija: El fracaso de la justicia

¿Qué haríamos si de pronto recibimos la terrible llamada que nos dice que uno de nuestros hijos ha fallecido?

Creo que la primera reacción sería “cómo” y el quedarnos sin respuesta podría volvernos locos. 

Esta película trata de un caso bastante publicitado en Francia, donde un hombre no solo persistió por 30 años buscando justicia, también puso en evidencia la torpeza del sistema judicial y la traición burocrática de un país hacia su pueblo.

Todo comienza como en muchas ocasiones, una pareja se separa después que el marido descubre que su mujer le es infiel, pero ese es solo un detalle dentro de una historia que da coraje, no solo por lo que vemos, sino porque todos podemos relacionarnos con el bloqueo que el gobierno de cualquier país pone para otorgarnos justicia de cualquier tipo. Si la paz no nos une, el saber que el gobierno es corrupto aquí y en todo el mundo lo hará.

André Bamberski es un hombre que nada tiene de especial más que la determinación de un padre por encerrar al asesino de su hija, no tiene “habilidades especiales para matarlo” como muchas veces se nos pinta en el cine, y tampoco desea quebrantar la ley, eso es lo que más duele/enfurece, ver que André hace todo tal cual las leyes modernas lo dictan y no conseguir el resultado prometido, ver como estas leyes protegen más al culpable.

La cinta ha causado furor en Europa, donde el caso es más conocido (fueron 30 años de lucha), y ahora que se ha estrenado aquí podemos entender por que. La cinematografía es cruel y a pesar de tener tantos saltos en el tiempo la edición te lleva perfectamente de la mano en el dolor y pérdida que esta búsqueda de justicia trae a Bamberski, incluso cuando parece terminar de golpe, hemos sufrido tanto que enterarnos de otro momento donde la justicia no dio mayor resultado queda mejor en texto, por el bien de nuestro hígado. 

Daniel Auteuil comanda esta cinta como uno de los grandes y el elenco secundario hace lo propio al imprimir su presencia en momentos de dolor y coraje, la esposa de Bamberski es, sin duda, uno de los personajes que más he odiado este año debido a su ceguera moral y estupidez al haber dejado entrar al lobo y justificarlo (no se preocupen, no he arruinado nada de la historia).

10/10

I’m Out!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s