Movie Mitos: Tim Burton es mejor de lo que piensas 

Con la inminente llegada de la exposición del material de este director a México, me pareció apropiado hablar de algo que ha ocurrido en los últimos años: La gente parece estar aburrida de Tim Burton pero al mismo tiempo adora a Tim Burton.

Cierto, el cine de este director es muy específico, es una rara clase de cine de autor pues no encuadra en un solo género, es algo a lo que desde hace años llamo “Género Fantástico Suburbano” y es que Burton proviene de los suburbios típicos de la clase media, nunca ha sufrido pobreza extrema como Spike Lee o Quentin Tarantino pero tampoco proviene de familias con dinero como Wes Anderson o Sofía Coppola y eso lo vuelve en algo de lo que es “experto”, un ser raro.

https://youtu.be/bFzLRP8e4vE

Su cine refleja este tipo de vida, el chico alienado de todos en la escuela, sin amigos y que odia al tipo de gente falsa que habita las casas prefabricadas de estos “reinos” predominantemente blancos, pero aunque su forma de contar una historia parezca extrafalaria, en el centro tiene la capacidad de relacionarse facilmente con su público…y no, no todos sus fans son amantes de The Cure que compran exclusivamente en Hot Topic.

A pesar de no escribir los guiones de sus películas, su aportación a la historia es tanto que constantemente oscurece la presencia de sus guionistas y le ha causado serios problemas con varios colaboradores. Esto sucede porque muchas veces Burton siente que estos guionistas no saben expresar a la gente como él, tal es el caso de Lydia en Beetlejuice que sufrió una enorme transformación cuando cayó en manos de Burton. 

Este es un detalle que, en mi más honesta opinión, lo hizo el director perfecto para Batman. Sé que los miles de fans de Chris Nolan acaban de escupir lo que estaban bebiendo pero no estoy negando la calidad de las películas del director británico solamente considero que Burton entendió mucho mejor al hombre que es Bruce Wayne, alguien que prefiere la soledad, que porta una máscara invisible cuando se ve empijado a interactuar socialmente, eso más la actuación de Keaton crearon al mejor Bruce Wayne del cine.

En estas fechas se ha vuelto un juego el identificar los detalles que Burton repite en cada película, la mujer rubia, las arañas, los padres negligentes o la piel color leche pero algo que pocos logran identificar es como Burton mete detalles de su vida en cada película. Si sigues la vida del director te puedes dar cuenta de como sus primeros trabajos reflejan su juventud, su trabajo menospreciado en Disney, como se identificaba más con el crew que con las estrellas de sus películas, su romance con Lisa Marie, su frustración con los productores de Hollywood, cuando encontró a la mujer de su vida en Helena Bonham Carter, su miedo a ser un mal padre, etc. Etc. Esto lo noté por años y afortunadamente pude constatarlo cuando tuve la suerte de entrevistarlo en su proyecto más personal, Frankenweenie, al cual considera como abrir su pecho con un bisturí y mostrar su interior en la pantalla.

Burton tiene algo que pocos directores poseen, inspira a aquellos que lo siguen a permanecer igual de raros, a ser introvertidos y no preocuparse por lo que el resto opine, sus diseños exploran un mundo interno que se alimenta de una de las más grandes imaginaciones de Hollywood y que como buen dibujante, trata de expresar lo común del mundo de la manera más inusual posible.

Claro que el hombre no es perfecto, no es el primero ni el último en usar a sus amigos en sus proyectos pero pecó al no salir de Johnny Depp y Helena Bonham Carter por cinco películas y es el responsable de que ahora el público tenga fatiga de Johnny Depp; para muchos es lo que nos ocurre con Nolan quien usa a Michael Caine para todo y repite elenco en cada proyecto o (para que no me llamen anti-Nolan) también como Tarantino usa a Samuel L. Jackson. La dupla Burton/Depp ha creado clásicos como Ed Wood, Edward Scissorhands o Sleepy Hollow (habrá quienes digan que Sweeney Todd también) pero desde inicios del nuevo siglo, Depp se rindió y nos entrega al mismo personaje en cada proyecto, excepto que Burton es el único director que le permite hacerlo tan exagerado como quiera. 

¿Son malas sus últimas películas? No, definitivamente no todas. Si tuviera que marcar el punto más bajo de su carrera creo que sería Big Eyes (te amo Amy Adams pero es la verdad) pues creo que Burton no era la persona indicada para dirigir este proyecto y la seriedad del tema era demasiada. En segundo lugar pondría ese remake del Planeta de los Simios cuyo único punto positivo fue el crear mejor maquillaje para los simios que en la original y a esa la seguiría ese alboroto sin chiste llamado Alice in Wonderland. Pero definitivamente el hombre no ha perdido el toque y si necesitan pruebas ahí tienen Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children, un libro que el mismo autor consideró “Burtonesco”.

Todo esto hace de Tim Burton un director al que muchos aman odiar pero que esos forman un grupo muy pequeño aunque demasiado vocal para mi gusto, la prueba está en que el hombre sigue siendo uno de los directores más buscados, solo que no cualquier proyecto le queda. Creo que soy el único al que le habría encantado ver la versión Burton de Harry Potter y la Piedra Filosofal y sigo esperando a que Tim nos entregue su versión de Los Locos Addams.

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s