Baby Driver: Lo más cool del 2017

Edgar Wright ha hecho una interesante carrera mostrando una pasión por ritmo e imagen al mismo tiempo que un inquebrantable amor por el cine. Resulta interesante haber seguido dicha carrera desde la serie Spaced y notar que Wright se limitaba a hablar de lo que sabía y maduraba con cada trabajo una vez que dio el brinco al cine, incluso en su primer trabajo no original mostraba temas que lo molestaban en el momento pero ahora con Baby Driver nos demuestra que aun sigue siendo ese adolescente amante del cine pero con un grado de madurez para entregar una de las mejores y más entretenidas películas del 2017.

Protagonizada por uno de los cientos de jóvenes actores tratando de dejar marca en el séptimo arte, con Baby Driver, Ansel Elgort ha logrado exactamente eso después de un puñado de papeles que serán olvidados en los siguientes meses ahora que su fama ha aumentado y de manera merecida pues el papel le ha quedado hecho a la medida para demostrar además habilidades extra.

Acompañando a Elgort están un grupo de veteranos que destacan igual pero saben no opacar al principal. Me agrada ver que Kevin Spacey está de regreso en memorables papeles dentro del cine después de una década de roles que lo único que hicieron fue empujarlo a destacar en televisión. Jamie Foxx y Jon Ham igualmente logran manejarse como un par de villanos que bien son bombas de tiempo.

La maravilla de esta simple película es lo complicada que es pues cada cuadro, cada sonido está planeado al ritmo de un soundtrack que no le pide nada a los armados por Quentin Tarantino. Wright siempre ha cuidado que todo el aire que se respira en sus películas vaya al compas de las notas de grandes canciones y aquí presenciamos un ballet envidiable y muy entretenido que demanda más de una vista para descubrir cada detalle.

Baby Driver en momentos sacrifica contenido por apariencia pero eso no siempre es malo y ciertamente aquí tenemos la suficiente información como para disfrutar lo que estamos viendo. Wright, junto a Reeves y sus simios, ha venido a salvarnos de uno de los más aburridos veranos en diez años gracias a una de las películas más cool que he visto en décadas, una que debe celebrarse y disfrutarse como las buenas películas veraniegas de otros buenos tiempos. 

10/10

I’m Out!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s