Nathaniel y Okja

okja

En este mundo siempre ha existido gente pro animal y también gente que está en contra de la manipulación genética de cualquier cosa. Primero que nada debemos saber que esto es normal en nuestro planeta cada quien es libre de pensar lo que quiera y de hacer lo que cree correcto siempre que se tengan límites para todo, y no hablo de límites impuestos por una sociedad sino de manera moral. Okja juega una doble cara en una historia que pretende tocarte el corazón por culpa del maltrato animal pero se tropieza sola al decir más de una vez que aquel ser del que pretenden nos encariñemos nos es más que un animal genéticamente creado con el fin de alimentar a una Tierra que se está quedando sin alimentos, mi mayor queja es que la cinta quiere hacernos sentir mal porque un animal es maltratado pero no olvida que constantemente te está recordando que ni siquiera ha sido creado de manera natural si no totalmente modificado en un laboratorio por lo que el propio guion mata si premisa desde el inicio.

Anexo a esta parte de la historia, que realmente me molesta, y a una actriz primeriza que deja mucho que desear ante la pantalla tenemos una película totalmente plana donde nunca pasa nada todos los personajes se siente como un relleno que no debería de existir pero trata de justificarlos con muy pequeños detalles. El mayor problema recae en que nunca te encariñas con el súper puerco y en que el resto de personajes pierde tu interés en todo momento, el inicio es ver a la pequeña crecer con su mascota a la que al final de los días van a comerse, luego en el “climáx” tenemos una historia de maltrato animal muy mal enfocada y finalmente tenemos la resolución más telenovelera de todas donde tristemente nos mandan el mensaje de que al final la pequeña no se preocupada por los animales en general solo quiere rescatar a SU PUERCO, y los demás se quedan directos para ser comida.

Una película que no solo nos demuestra lo egoísta que es la sociedad sino que esta misma no importa en que sentido nunca se puede poner de acuerdo y nadie tiene las suficientes razones para justificar el porque se defiende una idea o la otra, este mismo problema presenta la película que se convierte más una escena sin chiste tras otra al grado de que no sabemos que es lo que estamos viendo. Okja es un mal ejemplo de cuando se quiere defender lo indefendible pues si el odio es tanto para las cosas genéticamente modificada por que cubrirlo con un supuesto amor a los animales mediante una niña que solo tiene el interés por UNO solo de esos animales.

2/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s