Cars 3: Un buen cierre a la historia de Rayo McQueen

Cars_3_Teaser_Poster_2

Pixar se ha vuelto en la compañía “de confianza”, mucha gente le perdona sus tropiezos porque “pues no hay otra animación o estas películas solo son para distraer a los niños” y la prueba está en que Finding Dory es la peor película de Pixar pero tuvo una impresionante taquilla.

Cars, para muchos en su año de estreno, fue el primer tropiezo de esta compañía, pero la verdad es que en retrospectiva es una cinta de gran calidad y mensaje (aunque se haya robado la historia base de Doc Hollywood). Lo mismo no puede decirse de su secuela pues aun cuando es una buena historia de espionaje dentro de un mundo de autos, darle el protagonismo que le dieron a Mater (el Jar Jar Binks de Pixar) fue el error más grande del mundo.

Por suerte seis años han pasado desde aquella cinta y todos somos diferentes, Cars 3 es la secuela que todos merecíamos, con un mensaje que dividirá opiniones como hace mucho no lo veíamos en una película de la Casa de Luxo Jr.

Nos reencontramos con Rayo McQueen (advierto que la vi en idioma original y por alguna razón los encargados de subtitular la película lo llamaban siempre “El Rayo” McQueen) ahora como un veterano de las pistas donde la camaradería entre corredores es fantástica hasta el día en que Jackson Storm aparece y humilla a todos los antiguos competidores, generando una ola de despidos y retiros para dar paso a la nueva generación, pero McQueen no es uno para rendirse así de fácil y esto se vuelve trágico, la escena del choque es tan dura como la primera vez que la vimos en el trailer.

Los realizadores se apoyan demasiado en el recuerdo de Doc Hudson gracias a las horas de grabación que el fallecido Paul Newman dejó en la película original y entendemos que McQueen no solo extraña a su mentor, también tiene miedo de que le suceda lo que a él después de su trágico accidente.

La película “pasa asistencia” de todos los personajes que amamos en la primera película aunque sea en un breve cameo y agradezco que hayan relegado a Mater a un par de escenas completamente alejado de la historia central.

El tema aquí es aceptar cuando es tiempo de retirarse y dar paso a la siguiente generación, controvertido tema pero debemos entender que esto no aplica a TODAS las profesiones; un maestro o un escritor puede tener toda una vida de trabajo pero un deportista no y concuerdo perfectamente con Sterling (en inglés con la voz de Nathan Fillon quien se luce con otro personaje al que solo puedo catalogar como “maldito engreído”) en que es mejor mantener la leyenda del gran deportista que tirarla al piso con derrotas solo porque el ego no te permite darte cuenta de la realidad.

Por supuesto esta cinta no es perfecta y jamás se nos da mucho tiempo de “engancharnos” con el nuevo personaje, Cruz Ramírez, quien más que adorable por su historia de nunca haber recibido una oportunidad, a veces resulta molesta considerando a McQueen como un corredor senil y eso afecta demasiado el final.

La sorpresa viene en una sección casi al final donde McQueen visita el pueblo de Doc Hudson y se encuentra con su entrenador y viejos amigos, esta parte vale TODA LA MALDITA PELÍCULA porque en verdad te muestra la conexión entre los dos personajes y se siente real aunque estemos viendo a un montón de carros hablar, ese es el Pixar de antes.

Cars 3 no es perfecta pero es un maravilloso cierre a la historia de Rayo McQueen, tal vez no sea la joya de la corona de Pixar, pero hay vestigios de aquella grandeza de antaño.

8/10

I’m Out!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s