Persecución Al Límite: Buenos actores, buena acción

collide-poster

Hay películas que uno espera ya sean mega producciones hollywoodenses o pequeñas cintas independientes pero de vez en cuando aparece una película completamente fuera de tu radar que llega justo en el momento necesario.

Así es “Persecución Al Límite”, una cinta de acción protagonizada por Nicholas Hoult, Felicity Jones, Anthony Hopkins y Ben Kingsley sobre Casey, un hombre americano viviendo en Alemania y vendiendo drogas para un traficante de poca monta, hasta el día que conoce a Juliette, una bar tender americana tratando de vivir una mejor vida en Europa. La chispa entre ellos en inmediata, a tal grado que cuando ella le pide dejar su trabajo por algo legal, lo hace en menos de 30 minutos pero el destino no es amable con estos enamorados y cuando la salud de Juliette está en riesgo, Casey debe regresar al bajo mundo para salvar la vida de su amada.

Hemos visto esta historia decenas de veces pero lo grandioso aquí es que sin ser merecedora de un Oscar, la película dirigida por Eran Creevy es bastante entretenida y con una extensa secuencia de acción que levanta la barra para muchas películas con mayor presupuesto. Además es refrescante ver este tipo de cintas desarrollarse en otro país, ser perseguido por las antiguas calles y casas de Colonia (Alemania) le da mayor energía a la película.

Nicholas Hoult ha sido relegado a personajes secundarios en otras cintas donde casi siempre interpreta al chico bueno, hasta que en Mad Max: Fury Road nos dejó a todos con la boca abierta y aquí hace a un anti-héroe y la verdad lo hace bastante bien porque nunca aparenta estar por encima de la situación, siempre demuestra que Casey se metió en algo mucho más peligroso de lo que esperaba y es por eso que la clásica solución del final me molestó un poco por ser tan gastada.

Ver a Ben Kingsley y a Anthony Hopkins juntos en la pantalla grande es un verdadero sueño, a pesar de que sus carreras ya trascendieron al terreno de leyendas que pueden hacer lo que quieran. Aquí se van a los extremos, Hopkins es el empresario gangster pasivo-agresivo que no gasta energía en amenazas ( lo que lo hace más pelígroso) mientras que Kingsley es el alocado y pedante narcotraficante con una mecha bastante corta. Ambos parecen estar disfrutando su participación en esta cinta, lo cual habla muy bien del director y del guión.

Persecución al Límite no va a ser nada más de lo que es, una gran película palomera de acción con una trama bastante sencilla que los hará salir del cine totalmente satisfechos, como una buena botana en un restaurante desconocido.

8.5/10

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s