Harry Potter & The Cursed Child: Todo ha cambiado

13872698_10208661943777427_1434419288861136774_n

“19 años después…” así comienza la nueva historia que pone punto final a uno de los personajes más queridos de la literatura moderna y “The Cursed Child” se siente como un monstruo completamente diferente a sus siete hermanos. Rowling permitió que dos nuevos autores jugaran con su reino y crearan una historia más madura sobre padres e hijos y la dificultad de vivir en la sombra de alguien más pero pese a ser llamativa, la octava historia no es del todo lo que sus fans esperaban.

Si algo hay que aplaudirle a Rowling, de entre lo mucho que ya le hemos aplaudido en casi 20 años, es que buscó un medio diferente para contar una historia que era muy obvio que quedó pendiente, recuerdo uno de los mejores comentarios que escuché al final de “Deathly Hallows” fue “¿Por qué no veinte años después?” y desde ahí mis sospechas se levantaron, cada que entrevistaban a la autora había esa obligada pregunta y su actitud era como de querer decir algo pero luchar contra esas ganas y siendo una obra teatral (gracias a Dumbledore no es un musical) nos demuestra que el mundo mágico puede encajar donde sea.

Mi primer comentario al terminar de leer el guión fue ¿Cómo diablos hacen todo eso en el escenario? pues las descripciones de algunas escenas las leemos tan acostumbrados a que nuestra imaginación haga el resto pero aquí estamos ante un show de 5 horas donde hay un ataque de libros que vuelan y atrapan, hay un sin fin de peleas mágicas y por si fuera poco también visitamos muchos rincones de Hogwarts. Se lee espectacular pero la mente se cuestiona si esos momentos son tal y como los imaginamos después de 10 años de películas ayudadas por efectos especiales.

Si aun no lo han absorbido bien, “The Cursed Child” no es una novela sino un guión en pasta dura y eso es lo que a muchos fans ha sorprendido pues cuando se anuncia “la octava aventura de Harry Potter” uno de inmediato piensa en la ligera pero imaginativa narrativa de Rowling y nos topamos con página tras página de diálogo con una que otra instrucción de lo que debemos ver sucediendo sobre el escenario, pero para aquellos con extensa imaginación no les será difícil regresar al mundo mágico.

l-r_Harry_Potter_(Jamie_Parker),_Albus_Potter_(Sam_Clemmett),_Ginny_Potter_(Poppy_Miller)-large_trans++P642x9a4zXQRkyaVdo3I2TWirqIBi3L-jQ5m0Ctq1mo

Voy a tratar de mantener el resto con la menor cantidad de spoilers para aquellos que aun no han adquirido el guión.

La historia se centra en Albus Severus Potter, el segundo hijo de Harry y Ginny Potter, quien no tiene la mejor relación con su famoso padre y considera que Hogwarts no es la “mágica experiencia” que fue para su progenitor. Pero entre tanta nube hay un rayo de sol en la forma de Scorpius Malfoy, el hijo geek del otro enemigo de Harry pero que es todo lo contrario a Draco, ambos chicos crean una fuerte amistad que no es bien vista por sus compañeros de escuela ni por sus padres y debo decir que Jack Thorne y John Tiffany arreglan algo que en mi opinión siempre ha sido el punto débil de Rowling: ¡Estos adolescentes si hablan y reaccionan como adolescentes!

He leído los siete libros 5 veces (estoy comenzando mi sexta vuelta) y a pesar de siempre encontrar nuevos detalles, me encuentro con el mismo problema, Rowling sabe generar tensión, drama y aventura pero sus diálogos no avanzaron al mismo ritmo que sus tres personajes y en muchas ocasiones (especialmente en el sexto y séptimo libro) el trío aun suena como si tuvieran 13 o 14 años pero en “The Cursed Child” definitivamente suenan más actuales y como si estuviéramos prestando atención a adolescentes quejumbrosos y deseosos de atención.

El mayor problema de esta nueva historia es que llega un momento en el que parece un fanfic (una historia escrita por algún fan) y aunque la relación Harry/Albus, Albus/Scorpius y entre los adultos es FANTÁSTICA, el hecho de que utilicen un gira-tiempo para tratar de evitar la muerte de Cedric Diggory y de pronto se vean en realidades alternas es muuuy flojo, es como “Back To The Future Part 2” o hasta “Shrek Forever After”. Hay un genial problema entre el hijo que odia a su padre famoso y no juzgar a un libro por su portada que se hunde en el lodo de una trama sin sentido y que se apoya demasiado en los momentos de uno de los mejores libros de la saga.

Además el villano es tan débil (no lo voy a mencionar para no arruinar al menos esa parte) al punto en que me sentí estafado ¿Por qué no usar algo similar con Teddy Lupin? quien por cierto parece no existir en esta historia. Cualquier otro villano con cualquier otra intención habría reforzado todo lo bueno de esta historia pero lo que nos dejan es algo muy bueno envuelto en algo bastante soso y confuso.

¿Habrá más historias de Albus y Scorpius? Rowling oficialmente anunció que “The Cursed Child” es el final de Harry Potter y creo que así está bien, “The Cursed Child” no arruina la historia general pero si nos deja en muchas partes con una cara de “¿WTF?” que pudimos haber evitado.

I’m Out!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s