Steve Jobs: Mr. Monkey pide que Danny Boyle y Michael Fassbender dejen de agredir al occiso

Steve-Jobs-poster

Hola niños, respondan algo ¿Son fans de Steve Jobs? ¿De su compañía y sus productos? ¿Lo veneran como un genio amable que siempre pensaba en las necesidades de sus consumidores? Si es así entonces tengo algo que decirles:NO VEAN «STEVE JOBS»!!! LOS HARÁ LLORAR Y ODIAR A JOBS COMO NUNCA PENSARON HACERLO.

Este proyecto ha estado en desarrollo desde el momento en que se anunciaron las biografías no autorizadas del difunto Steve Jobs y Aaron Sorkin, sin duda uno de los mejores guionistas del medio, decidió tomar la escrita por Walter Isaacson como base. En ningún momento y en ningún lado existe la regla de que todas las biografías deben mostrar solo un lado de la personalidad de alguien, por eso me sorprende que Sorkin y el director Danny Boyle hicieran esta clase de proyecto, el cual varios directores decidieron abandonar, seguramente porque la historia que cuenta es demasiado negativa.

No hay que ser ingenuos, alguien como Jobs no llega a ser quien es sin tener un carácter de los mil demonios y ser odiado por varias personas pero lo que «Steve Jobs» la película nos quiere mostrar es que esta persona era el ser más despreciable del mundo. Sorkin y Boyle se enfocan en tres grandes momentos de la vida de Jobs para contar su historia: la revelación de la MacIntosh, el fallido NeXT y el regreso a la gloria con la iMac, tres grandes piezas de 30 minutos cada una en donde vemos a un genio quemando cada uno de los puentes que un ser humano puede tener. Más allá de una víctima, Steve Jobs es la representación de como se tiene que engañar al público (el cual es obvio que no le interesa) con un producto que no importa si funciona o no, mientras se vea impresionante dejando muy claro que Jobs no era el organillero sino el monito bailarín que hace que no te des cuenta de que el organillero es quien hace todo el trabajo.

Cuando David Fincher iba a trabajar en este proyecto, se habló de Christian Bale o Leonardo DiCaprio para interpretar a Jobs, pero una vez que Fincher se alejó del proyecto, Bale y DiCaprio hicieron lo mismo y el rol cayó en manos de Michael Fassbender, un gran actor sin duda pero que por ningún motivo se parece físicamente a Jobs, curiosamente algo que Ashton Kutcher si logró en su versión biográfica. Fassbender es simplemente Fassbender con lentes dando una frustrante interpretación de un hombre lleno de traumas y un enorme complejo de inferioridad.

A diferencia de otros trabajos de Sorkin como The Social Network y la excelente serie The West Wing, aquí todo es estático, los personajes no se mueven ni caminan mucho detrás de los escenarios donde están por presentarse estos tres productos en un lapso de 16 años y eso hace que esta película se vuelva pesada incluso para los que amamos las escenas repletas de diálogos de Sorkin que parecen repetirse entre que Jobs no reconoce a su hija o no reconoce su fracaso o simplemente no reconoce que él no hizo nada más allá de sugerir el diseño mientras que Steve Wozniak y otras personas realizaban el verdadero trabajo. Es como si Danny Boyle quisiera que nos aprendiéramos el hecho de que Steve Jobs es un asco de ser humano y un fraude, la verdad es que yo no soy fan de los productos de este hombre, solo tengo un iPod porque no existe otro reproductor de mp3 en la actualidad, pero aun así llegó un momento en el que me encontraba sentado en el cine pidiendo que dejaran de denigrar tanto a Steve Jobs ¡No se trata de Hitler ni de ningún ladrón de Wall Street o un dictador! pero la película seguía haciendo que todos vieran traición tras traición, pleito tras pleito y diálogo tras diálogo echando por tierra a un hombre que ya murió.

La película pierde su estancamiento 20 o 15 minutos antes del final cuando Seth Rogen, un comediante de películas «stoner» por el cual en realidad no das un centavo, y Michael Fassbender finalmente se dicen sus verdades frente a todo un teatro con empleados de Jobs, es la única verdadera joya de este guión y de toda la película pues es lo que finalmente crea la división entre los amantes de la tecnología y los que compran todo lo de Apple por simple moda, es Wozniak vs Jobs y no hay poder humano que detenga al genio bonachón detrás del verdadero éxito de Apple para decirle la verdad a Jobs, una de esas escenas que detiene la respiración de toda una sala y salva a una película pobre de hundirse por completo.

Steve Jobs es aburrida, un insulto que no se toca el corazón, predecible y de esas historias en las que no ves el punto de contarlas ¿Steve Jobs era un asco de ser humano pero al final reconoció a su hija basando el diseño de la iMac en el primer dibujo que ella hizo? Eso solo es una absurda solución momentánea a un problema y ni siquiera oculta la sonrisa de que el resto de la historia quedó igual pero insisto, esa pelea entre Wozniak y Jobs vale mucho la pena.

6/10

I’m Out!!!!!!

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Yazz dice:

    Ufff… pues ya no se si verla, soy appleadicta y no se si me va a hacer mucha gracia esa visión de Steve Jobs.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s