Nathaniel ve Madame Bovary

madame_bovary

Madame Bovary es una historia que se ha querido llevar a la pantalla grande en más de una ocasión pero desgraciadamente nunca ha sido traducida de la manera correcta ya sea por una razón u otra, ahora nos llega esta nueva versión de esta historia que de nueva cuenta no supo lo quiso entregar en realidad, la historia nos habla de una mujer que al casarse descubre que las cosas no son como ella cree y la infidelidad junto a las deudas irán acabando con su vida. La historia es entretenida por la época en la que se desarrolla pero todo corre de una manera tan lenta o en su defecto tan rápida que no logras degustar lo que sucede en cada escena o en cada situación ya que no existe desarrollo alguno de los personajes por lo que conocemos muchas personas pero no te llegas a identificar con ninguno además de tener un guion repleto de diálogos suficientemente aburridos para que perdamos el interés en cuestión de segundos. Sin dejar atrás los vestuarios que nos impresionan y las locaciones que se ven con un enorme esfuerzo comenten el error de hacer sentir la trama como algo tan sencillo  que quisieron volver muy complicado y no supieron hacerlo.

El mayor problema de esta no es la mala dirección ni que no se cree el ambiente que están buscando en realidad todo recae en Mia Wasikowksa, desde hace unos años esta actriz comenzó a crecer pero entregando proyectos sin mucho éxito hasta que hace unos años nos diera Stoker donde nos compró por completo desgraciadamente Mia tiene la mala cualidad de tener el mismo rostro en cada escena que nos presenta y es esta falta de expresión facial  la que vuelve muy difícil de aceptar en su interpretación además de siempre entregar sus diálogos con un tedio que no logra provocarnos nada. Además de estos detalles que la actriz parece jamás superar la falta de presencia o elegancia o porte (como quieran denominarle) vuelve a Madame Bovary cero atractiva pero sobre todo nos impide creer su papel de aristócrata. Finalmente la parte masculina del elenco trata de hacer su trabajo pero sin mucho éxito ya que en todo momento la falsedad en sus personajes está presente sobre todo en Ezra Miller quien tras dos grandes personajes ahora nos da este en el que lo sentimos incomodo en todo momento al grado que cuando desaparece de escena sentimos un gran alivio. Madme Bovary es una triste pérdida de tiempo que nunca recuperaremos y una muy mala referencia para Wasikowska que se estaba ganando un lugar en el mundo.

2.5/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s