Nathaniel viaja en el tiempo con Secrets of War

Secrets of war

La Segunda Guerra Mundial es el tema favorito del cine pues en más de una ocasión se ha explotado, me atrevería a decir que básicamente por año tenemos al menos una película que se sitúa en dicha época pero son pocas las que logran traernos algo nuevo o llamativo para comprarnos como público pero sobre todo es muy difícil que este tema tan complicado sea llevado a la pantalla grande para el público infantil, tras “El niño de la pijama de rayas” pensé que esto no volvería a ocurrir y vaya sorpresa me he llevado cuando descubrí esta hermosa película de la cual poco han oído. Secrets of War está basada en una novela cuyo nombre no puedo escribir, pero lo relevante aquí es la historia que nos cuentan sobre dos amigos que son como hermanos y como la política se va metiendo en su mundo logrando separarlos por el “bienestar de sus familias” siendo que ambos sufren por cuestiones personales y la ausencia de su amigo, llevándolos al extremo de odiarse por “traición”.

La película juega con un factor todo el tiempo y eso es dividir a la sociedad en aquellos en favor de lo que ocurre y los que están en contra demostrando estos últimos una mayoría pero el miedo es mucho más fuerte que todo lo demás, esta situación es mostrada todo el tiempo en los personajes secundario logrando así ambientar a cada principal de manera tan sutil que lo entendemos sin perder la atención de lo que sucede en pantalla. Las actuaciones infantiles son bastante buenas pues cumple su parte cada uno de los pequeños entrega lo que se les pide apoyados de un guion y una dirección que no deja en duda lo que quiera mostrar. Tuur es un pequeño que madura demasiado rápido pues poco a poco sus ojos van descubriendo la verdad sobre lo que ocurre y no me refiero al gobierno Alemán eso lo tiene muy presente si no lo que este obliga hacer a la gente, lo cual lo pone en una enorme encrucijada. Mientras que Lambert es la inocencia del niño que no sabe que pasa y actúa conforme a sus instintos infantiles recurriendo a sus padres hasta el punto donde descubre la verdad que le golpea mucho más que a Tuur, buscando la manera de encontrarle una esperanza a lo que sucede, todo esto apoyado por un personaje femenino que sirve como el hilo y pegamento entre estos dos personajes.

Las situaciones son metidas de manera completamente implícitas por lo que los más pequeños comprenden que algo malo está sucediendo pero jamás llegan a enterarse de la completa verdad, y esto no solo ocurre con los personajes jóvenes si no también con los adultos quienes sin importar el lado donde estén no saben la realidad de la situación simplemente saben que nada bueno sale de irse en el tren, esto es de lo que más me gusto de la película pues vemos un poco de todo lo que se vive en el pueblo desde los ojos de los más pequeños y de quienes sufren a su estilo sin comprender todo pero sabiendo que el dolor es culpa de aquellos soldados.

10/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s