Mr. Monkey considera que “Rápidos y Furiosos 7” es la mejor despedida para la franquicia

Furious-7

Desde hace 15 años hemos disfrutado de una franquicia de acción que primero impactó al mundo y generó una población entera de “wannabes” que se sintieron Dom Torretto con sus Tsurus pero como todo en Hollywood la moda se arruinó con dos secuelas bastante malas a tal grado que Vin Diesel tuvo que regresar y tomar las riendas para hacerlas relevantes de nuevo y vaya que funcionó, desde la cuarta entrega “Rápidos y Furiosos” cambió de “carro” y se fue por un mejor camino con una historia que tornaba a la “familia de ladrones” en “Robin Hood” modernos y poco a poco se volvió LA película de acción por excelencia.

Y eso es lo único que les interesa, ser adrenalina pura, hay una historia bastante básica detrás de las últimas tres películas y la séptima es una continuación directa de la sexta pero aquí solo se viene a pasar un gran rato en el cine viendo espectaculares escenas de acción que desafían la imaginación, un guión plagado de “one-liners” que sacan varias carcajadas, explosiones al por mayor y lo más importante: olvidarse de todo por dos horas con un grupo de personajes que han logrado durar quince años en la pantalla.

La producción de esta cinta se vio afectada por la desafortunada muerte de Paul Walker, lo cual pudo haber tirado todo lo que ya se había filmado a la basura además del dolor que los actores sufrieron por esta pérdida pero si algo debe aplaudirse es que todos decidieron limpiarse las lágrimas y terminar la cinta en honor a Paul utilizando también todos los trucos cinematográficos para completar su participación ya sea usando a sus hermanos, usando dobles entre sombras, reestructurando la historia y hasta creando un Paul Walker por computadora, el resultado podrá resaltar como un pulgar gangrenado para los cinéfilos que se fijan en cada detalle pero pasará desapercibido para la mayoría lo que nos deja una decente actuación final de este aun joven actor que nos dejó demasiado pronto.

Mientras que la historia se centra en los pecados de Dominic Toretto regresando para afectar a su familia, la tan esperada actuación de Jason Stratham se ve reducida a un villano con poco diálogo y apariciones espontáneas que no generan la sensación de peligro que nos imaginábamos al ver esa escena post-créditos de la sexta película. Lo mismo se puede decir del cameo de Kurt Russell, ambos papeles pudieron haber sido interpretados por cualquier otro actor y habrían tenido el mismo efecto. Lo que si apreciarán los seguidores de las otras seis películas es la aparición o mención de datos y personajes de toda la serie incluyendo Lucas Black de la pésima Tokyo Drift.

Sin revelar nada sobre el final, solo diré que es uno bastante emotivo y perfecto para concluir esta saga que definitivamente sufriría si se decide continuar sin Paul Walker.

“Rápidos y Furiosos 7” es una de esas películas que todo amante de la acción TIENE que ver y Mr. Monkey la denomina “La Barra” que el resto de las películas de acción de este año deben alcanzar como mínimo para entretener a su público como se debe.

8.5/10

I’m Out!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s