Mr. Monkey se pinta diferente con “Ojos Grandes” (Big Eyes) lo nuevo de Tim Burton

big-eyes-poster

Muchos ya dan por muerto a Tim Burton, otros alaban su trabajo reciente como si se tratara de las joyas que hizo en el pasado pero lo que es cierto es que Burton es un estilo cinematográfico así como Tarantino o Scorsese, por lo mismo cada tercera luna azul nos sorprende con algo que no va del todo con lo que nos ha mostrado recientemente. Ojos Grandes es la historia de Margaret y Walter Keane, ella una talentosa y extremadamente tímida pintora que se enamora de un poco talentoso pero “más grande que la vida” hablador que sirven como el ejemplo perfecto de la opresión que los hombres tenían contra las mujeres en aquellos tiempos (hoy es otro tipo). De golpe nos encontramos con una película que no parece nada “burtoniana” comparada con las explosiones visuales y góticas que nos ha entregado este director en la última década.

Otro gran cambio que Burton hace es no contar con la participación de sus actores de cabecera: Johnny Depp y Helena Bonham Carter y da paso a los talentosos Christoph Waltz y Amy Adams quienes demuestran porque son dos de los actores más buscados de años recientes aunque debo comentar que mi mayor problema esta vez fue con Waltz y su fuerte acento alemán que en otros de sus grandes personajes no me había molestado pero esta vez creo que queda fuera de lugar al interpretar a un hombre nacido en Nebraska, Estados Unidos aun cuando hace la mejor representación de su ego y final locura para demostrar que él era el verdadero autor de las obras de su mujer.

Amy Adams logra hacer lo que pocos actores y eso es crear una metamorfosis a su personaje de tal forma que no vemos a la actriz dentro de la pantalla y ocurrió que odié la estupidez de Margaret Keane al no hacer algo sobre el plagio y todas las mentiras pero eso es lo que sucedió y es el efecto que el guión/actriz/director quieren lograr pues ante los estándares actuales cualquier mujer ya habría demandado a su esposo pero en los 50’s y 60’s este fue uno de los grandes ejemplos del machismo no solo dentro del hogar, también en el negocio del arte donde los “conocedores” no consideran valioso lo creado por una mujer y sin embargo apreciar la representación femenina dentro de obras creadas por hombres.

Mi otro problema con Grandes Ojos es que a pesar de ser un bienvenido cambio en la filmografía de Burton, es en realidad una película plana y bastante obvia, usando una expresión artística “se siente como si estuviera realizada por números y sin salirse de la línea”, todo lo que encapsula es mostrado sencillamente y no existe una propuesta más allá.

Sin ser mala pero definitivamente muy alejada de un clásico, Grandes Ojos tiene el mérito de ser la película que demostró al mundo que Tim Burton puede alejarse de su zona de confort cuando guste y solo es cuestión del proyecto. Recomendable obviamente para los seguidores del director y de la historia del arte Kitsch pseudo pop modernista.

7.5/10

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s