Nathaniel canta con The Last Five Years

last_five_years

Este es uno de esos extraños musicales con los que muchas personas se podrán identificar con la historia que nos cuentas pues es simplemente es la vida de una pareja y las facetas que estas van pasando hasta que siguen la tradicional curva de la vida, una relación que empieza subiendo en el éxtasis hasta que alcanzan un momento de estabilidad pero cuando menos lo esperan comienzan a ir en picada y es aquí cuando la mayoría no logra sobrevivir lo que los lleva a una total destrucción de lo que parecía una relación perfecta. La manera en la que Richard LaGravenese nos va contando esta historia es bastante agradable pues nos hace viajar en el tiempo de la pareja en cada uno de los momentos en que estos sufren o disfrutan pero sobre todo nos muestra ambas versiones de la relación lo cual permite que todo tipo de espectador se relacione con lo que le sucede a cada uno de nuestros personajes.

Existen diferentes tipos de musicales aquellos donde las escenas se ven interrumpidas por canciones, aquellos donde todo el tiempo están cantando sin contar con un solo dialogo y los más raros donde tanto los diálogos como las canciones se ven mezcladas en uno solo, este último es la forma en como entregan está película. Este estilo en especial puede llegar a ser cansado para la mayoría de la gente pues muchos no disfrutan las escenas ni los números musicales pero en está ocasión ocurre algo muy singular la cinta corre a una buena velocidad por lo que jamás te llega a cansar y la música es suficientemente agradable para el oído de todos. La rápida forma en la que te enganchas con los personajes es gracias a las dos grandes actuaciones de los protagonistas de esta comedia romántica; Jeremy Jordan, quien algunos conocen de Smash, explota aquí su habilidad actoral en un hombre que pasa por diferentes etapas pero sobre todo nos demuestra que tiene una extraordinaria capacidad vocal que nos hace vibrar con cada nota que suelta.

Por otro lado y quien en verdad se lleva cada una de las escenas es Anna Kendrick quien no solo con su encantadora voz nos roba el corazón si no como está mujer que se siente encadenada en una relación que no progresa hasta llevarse y llevar al extremo cada una de las cosas que le suceden. Cabe destacar que ambos actores cantan en vivo durante cada una de las escenas demostrando una mezcla entre interpretación y actuación al momento de llevar cada número a la pantalla. The Last Five Years es un buen musical que finalmente nos cuenta la relación entre dos persona como las que todos hemos vivido en algún momento además de dejarnos ver las consecuencias de los matrimonios jóvenes en una serie de canciones que nos expresas las cosas que ocurren, una película que nos llena de alegría y nos compra de inmediato sobre todo si es fanático de este género del cine.

10/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s