Mr. Monkey se despide de la Tierra Media con El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos

the-hobbit-bfa-poster-comic-con “Cuando era pequeño esperaba que alguien llevara esta historia que tanto me gustaba a la pantalla grande, conforme fui creciendo me di cuenta que si nadie más lo iba a hacer tal vez tendría que hacerlo yo”

Esta es una de las frases de Peter Jackson que más me gustan sobre su pasión por las historias de J. R. R. Tolkien y sin importar lo que los “puristas” del Señor de los Anillos y El Hobbit opinen de su trabajo, no cabe la menor duda que existen dos formas de viajar por la Tierra Media: La de Tolkien y la de Jackson.

Durante todo el año hubo un sentimiento constante en mi y ese era que el final estaba cerca, por cuestiones de negocio y celos la familia Tolkien no ha dado ni dará permiso de hacer ningún tipo de adaptación de otro escrito del maestro Tolkien por lo que 2014 quedará marcado como el final de nuestro recorrido visual por esta tierra tan llena de historias por contar y eso es algo agridulce. Fue gracias al primer avance de La Comunidad del Anillo que yo supe de la existencia de estas películas y de esta historia, hay un centenar de historias personales que puedo contar aquí relacionadas con cada una de las películas o los libros, pero fue gracias a la belleza de La Comarca que quedé enganchado y de inmediato compré los libros que poco a poco pasaron de ser solo tres a todo el trabajo publicado de Tolkien, cada vez que vi estas películas en el cine quedó grabada en mi memoria y soy de esos que no pueden comenzar a ver las ediciones extendidas sin antes pasar por todos los apéndices de la creación de esta trilogía a tal grado que me los he aprendido de memoria.

Cuando llegó el momento de empezar un nuevo viaje, esta vez con El Hobbit, tuve muchos sentimientos encontrados pues no soy fan del trabajo de Peter Jackson Flaco ¿Serían estas como las precuelas de Star Wars? ¿Arruinará Peter Jackson Flaco la magia de la primera trilogía? Pero todo eso desapareció inmediatamente con la primera foto oficial de los 13 enanos ¡Mi mayor preocupación había sido resuelta! No serían 13 clones de Gimli con sombreros de diferentes colores como en el libro, cada uno parecía tener personalidad propia y todo parecía ir viento en popa.

Cuando El Señor de los Anillos llegó a mi vida no era más que un joven en la universidad tratando aun de descubrir mi camino pero ahora tengo años de experiencia no solo como crítico de cine, también como escritor y además de la edad, me he vuelto más duro en mis comentarios acerca de una película por lo que de nuevo tuve miedo que no tuvieran el mismo “efecto” pero al momento de estar sentado y ver La Comarca de nuevo, el hombre experto desapareció y el joven regresó para disfrutar como antes y vaya que lo gocé.

“Un Viaje Inesperado” ahora se siente como una película totalmente diferente a sus “hermanas” pues era parte de un proyecto que planeaba seguir el texto del libro con muy pocos cambios, agregando una u otra cosa aquí y allá para hacerla más “Peter Jackson”, más cercana a su Tierra Media de una década atrás pero en general se veía como si la historia se estuviera consumiendo casi en su totalidad en la primera película, aun así con sus actuaciones un poco forzadas y la innecesaria batalla entre los gigantes de roca, fue una muy buena experiencia para regresar al público al mundo. Después vino la no tan sorprendente noticia de que serían tres películas en lugar de dos a lo que dije “¡Perfecto! más tiempo con estos personajes” y ciertamente La Desolación de Smaug nos muestra mucho más de los enanos y comienza a unir ambas trilogías de buena manera con el Bosque de Mirkwood.

Me gustaría agregar que prefiero la adición de Tauriel y su romance con Kili mil veces más que ver el aburrido capítulo de Tom Bombadil metido con calzador en El Señor de los Anillos pues al menos la elfa tiene un propósito dentro de la historia; No soy tan fan del 90% de Lake-Town, lo siento una versión bastante mediocre de lo hecho con Rohan pero todo lo relacionado con Smaug levanta la película después de esa caída. La gran diferencia entre la primera y segunda película fue que con más espacio, Jackson pudo ser un poco más él e idear cosas más que seguir la historia al pie de la letra terminar probablemente con dos películas que se sentirían para una audiencia infantil más que para los fans.

Ahora llegamos a La Batalla de los Cinco Ejércitos

Llegué con mucha emoción a esta película pues el final abierto de La Desolación de Smaug me dejó con ganas de que el año pasara rápido pero ahora que ha pasado me pregunté algo que no creía que esta película me haría preguntar ¿Será que en verdad El Hobbit solo tenía que ser de dos partes? Comenzamos exactamente un minuto después de la escena final de la película pasada con Smaug volando hacia Lake-Town para destruirlo y Jackson decide no darnos ningún tipo de introducción lo que hace de estos primeros 15 minutos previos al título sentirse como ese pequeño fragmento que bien pudo haber quedado en la película anterior. Por alguna extraña razón esta que debió ser una secuencia llena de tensión y drama se siente como si el director solo quisiera terminarla para pasar a cosas más importantes y todo el peso que Smaug tuvo en la anterior desaparece tan rápido como su muerte.

En el resto de la película Jackson logra generar una atmósfera que rara vez se ve en una película de este tipo, Elfos y humanos quieren su parte del tesoro, especialmente los humanos liderados por Bard (Luke Evans) quien ahora si destaca como aquel a quien el pueblo quiere seguir con gusto, este es el estilo de Jackson que vimos en Gondor y Rohan con humanos desesperados por liderazgo que los lleve a algo mejor y aun con la extensión del innecesario personaje de Alfrid, si llegas a sentir algo por este pueblo. No tengan duda, esta película es solamente una cosa: Una enorme batalla que a pesar de desarrollarse en varias partes, carece de la magnificencia de la Batalla de Minas Tirith hace 11 años.

Mucho más enfocada en las reacciones de sus personajes principales que en los cinco ejércitos matándose por culpa de Thorin. En mi opinión esta es la verdadera ocasión en la que Jackson se apoya de más en los efectos computarizados y muchas veces es difícil saber que no salió de una computadora lo que para mi le quita cierta parte del sabor tosco de otras batallas que han hecho un grande de Peter Jackson y su equipo de Weta Workshop. Por un lado aplaudo la decisión de integrar a Legolas en esta historia pues ayuda a la audiencia a relacionarse más con quienes son los elfos de Mirkwood, pero aquí ya parece amor el que Jackson demuestra por nuestro élfico arquero pues si en Gondor pudo derrotar a todo un Olyphant, aquí puede hacer eso y más ¿Volar por los aires agarrado de un murciélago gigante? Pff pan comido! ¿controlar a un troll para tirar una torre y formar un puente? Lo hace con los ojos cerrados! ¿Caminar por ladrillo que caen al vacío para así salvarse? Mario Bros le hace los mandados!

Parece que me enfoco en lo malo pero a grandes rasgos esos son mis problemas principales con la película, que en toda justicia tiene grandes momentos que deleitarán a los fans sin duda. Hay al principio de la película cierta escena que involucra al Consejo Blanco rescatando a Gandalf que me hizo gritar como una niña de 12 años en un concierto de One Direction y a la salida de la función fue la escena más comentada entre varios periodistas.

El “viaje” emocional de Bilbo aquí se goza viendo a nuestro pequeño héroe tomar decisiones y desafiando gente de tal forma que nada queda de aquella maraca Hobbit que se desmayó con la mera mención de ser devorado por un dragón. Quien alguna vez haya dudado de Martin Freeman, debe preparar su estómago para comerse varios platos de sus propias palabras pues el británico se entrega por completo a Bilbo de la misma forma en que Richard Armitage nos entrega a un Thorin que a pesar de nunca volverse un “enemigo” al que debe temerse, si nos presenta a un supuesto líder que habla, convence y promete a otros cielo, mar y tierra para conseguir su objetivo pero una vez que lo tiene no sabe que más hacer pues su plan no pasaba más allá de reconquistar la montaña, un sutil pero efectivo detalle que Peter Jackson lanza a varios políticos de pacotilla que abundan en el mundo.

Aunque las batallas se ven épicas, no hay muchos momentos de emoción como se podría creer pero es mi triste deber reportar que esto no es completamente culpa del director ni de su equipo técnico sino de Howard Shore!, Si algo tenían las películas de esta saga es que la banda sonora era memorable y cumplía en acentuar los momentos necesarios pero aquí parece que Howard Shore no pudo terminar su trabajo o algo porque fuera de un par de verdaderas joyas (en especial el tema de Dol Guldur para la batalla con los nazgul) en muchos momentos NO HAY MÚSICA, no lo hice con cronómetro en mano pero aproximadamente 30 minutos esparcidos de la película carecen de música y donde hay, muchas veces suena a la música equivocada para la escena que estamos viendo lo que hace de ciertos momentos en la batalla volverse planos y me deja enojado y confundido.

La Batalla de los Cinco Ejércitos se siente como una historia donde el director hace hasta lo imposible para alargar las pocas páginas que le faltaban del libro y por alguna razón Jackson decidió acortar la cinta, muchos lo notarán con varias de las escenas vistas en los trailers faltando del corte final, pero sin duda es una agradable y entretenida parte final al Hobbit aun con sus múltiples errores pero no deben hacer que su experiencia se lastime.

Todas las preguntas se responden, las cosas que deben ocurrir conforme al libro suceden, todos los personajes de las películas anteriores tienen resolución y al menos los principales tienen su momento destacado (Bombur pasará a la historia como el personaje mudo de esta saga tristemente) y por si esas dos primeras horas no les movieron el corazón, el final sin duda los dejará con una enorme sonrisa en el rostro pues Jackson se luce como nunca uniendo El Hobbit con El Señor de los Anillos.

En conclusión, no es la gran película pero de ninguna forma es una mala película, tiene más puntos buenos que malos, simplemente demuestra que aunque buenas películas, simplemente no repiten la grandeza de sus antecesoras pero les aseguro que nadie saldrá 100% decepcionado.

9/10

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s