Mr. Monkey considera que Éxodo: Dioses y Reyes es visualmente espectacular pero con actuaciones planas

exodus-gods-and-kings-poster-405x600

Vaya que esta fue una mala sorpresa, no era de las películas que más deseaba ver este año pero si tenía ganas de verla y los trailer promovían una cinta al estilo de mi película favorita de Ridley Scott, Gladiador, pero de nuevo me encuentro con un veterano director que no ha podido levantar su carrera desde 2001 con películas que van de malas a tolerables y lo más doloroso aquí es que tenía todo para ser espectacular.

Éxodo: Dioses y Reyes nos relata la ya bastante desgastada historia de Moisés, personaje bíblico que liberó a los hebreos del yugo egipcio y a pesar que Scott no escatimó en gastos para hacer que esta se viera como una de las mega producciones de antaño, el mayor problema reside en sus actores, especialmente en Christian Bale y Joel Edgerton quienes protagonizan una pelea por ver quien hace que nos golpeemos la cara más fuerte.

Christian Bale es un gran actor, de eso no hay duda, pero muchos confunden su capacidad de subir y bajar de peso a placer con ser un actor de método que se mete en la psicología de sus personajes cuando la realidad es que todos son Christian Bale pero se apoyan en una gran dirección por parte del líder de cada proyecto, cosa que no pasa en Éxodo y entonces hace que Moisés sea simplemente Christian Bale sin rumbo y sin emotividad en momentos claves de un hombre en conflicto pues pasó de tener todo a perder todo y encontrarse a si mismo hasta que Dios decide convertirlo en el general para la guerra entre esclavos y amos, en verdad hay un par de escenas donde uno espera ver a Bale explotar por la situación pero el hombre se mantiene estático y fuera de contexto.

Caso aparte es el de Joel Edgerton quien a pesar de llevar años en el negocio, se nota que el papel de Faraón le quedó demasiado grande y lo vemos tropezar constantemente en escenas donde otro actor las tomaría para tratar de robar la escena. No cabe duda de que con la ayuda de poco maquillaje, Edgerton da el “look” del personaje pero eso no es suficiente para interpretar a uno de los mayores villanos del antiguo testamento, su actuación nunca crea un sentimiento de peligro para Moisés o los esclavos.

Scott parece haber dejado que los actores hicieran lo que pudieran mientras él se concentraba en detallar el aspecto visual del guión, lo que verdaderamente destaca mostrando a dos civilizaciones bien definidas en un mundo poblado con diferentes aspectos sociales, los sets fueron parcialmente construidos en locación o dentro de estudios pero eran masivos y eso ayuda a que se pueda reaccionar más que si se usara una exagerada cantidad de green screen. Por su parte el manejo realista/religioso que Scott da a las plagas que azotan Egipto son el verdadero espectáculo aquí dando a buenas discusiones sobre si se trató de eventos naturales o a una intervención divina, desearía que toda la película fuera así.

Con el resto de los personajes, que incluye a Aaron Paul en un papel ridículo que cualquier otro actor pudo haber interpretado y a una pésimamente utilizada Sigourney Weaver, Scott decide que solo deben estar ahí y no dar más peso a la trama, mi enojo se enfoca especialmente al personaje de Sigourney Weaver quien pudo haber sido utilizada como la mente detrás del Faraón por el supuesto odio que tiene hacia Moisés pero al final se queda simplemente en el de una villana de pacotilla sacada de cualquier telenovela mexicana con poco diálogo.

Éxodo: Dioses y Reyes es una película que da mucho coraje por todo lo que cualquier otro director pudo haber hecho con el material que vemos en pantalla, sé que en un futuro habrá una versión extendida de 4 horas que arreglará algunos de los problemas con el corte que hemos visto en la pantalla grande pero solo nos demuestra que Ridley Scott sigue sin encontrar algo que en verdad lo motive a trabajar con sus actores y por otro lado expone lo que Christian Bale no sabe hacer si no tiene a alguien que lo dirija, pero ciertamente se aplaude su fotografía, sus efectos y esos gloriosos momentos de las plagas que termina siendo lo rescatable de una película a medio cocinar.

7.5/10

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s