Mr. Monkey y la cruda realidad de Hollywood en “Mapa a las Estrellas”

Maps-To-The-Stars-poster

Hollywood es un lugar extraño, en muchos aspectos no existe diferencia entre este y una zona de clase alta en ningún país, restaurantes de todo tipo, comida para llevar, hoteles de 4 y 5 estrellas y tiendas en las que debes ir preparado para gastar mucho, la gente que inunda las calles de este pequeño segmento de la gran ciudad de Los Ángeles no siempre está vestida a la moda como se ve en las películas, es más un estilo de costa pues el calor llega a ser insoportable, pero existe algo que hace toda la diferencia entre este lugar y otros que tal vez conozcan en sus países: Hollywood es la cuna del cine moderno.

Dentro de sus edificios y hoteles se mueven personas que trabajan dentro de la industria cinematográfica, nunca descansando y no es nada extraño encontrarse con alguien a quien hayamos visto en una serie o película, tampoco es TAN común pero llega a suceder pero es este culto a las estrellas de Hollywood lo que David Cronenberg trata de desmitificar en “Maps to the Stars” y siendo la clase de director a la que nos tiene acostumbrados esta no se trata de una historia donde se trata de hacer más humanos a las personas que vemos en el celuloide.

Cronenberg tal vez esté “rompiendo protocolo” al mostrar el lado sucio y blando de “La Tierra de los Sueños” con engaños, sexo, vacío emocional y traumas que hacen ver a aquellos que vemos interpretando a superhéroes, líderes políticos o mortales conquistando grandes problemas en dos horas como seres igual o más problemáticos que nosotros simples mortales.

Julianne Moore vuelve a robar la película interpretando a la actriz hija de una legendaria estrella y cuya sombra ejerce demasiado peso. Moore nos muestra lo que muchas de las grandes actrices sufren en este negocio que al parecer te escupe al cumplir 40 si eres mujer y durante la historia la vemos caminar desesperada en un desierto de gente banal hasta que su camino se cruza con Agatha Weiss (Mia Wasikowska). Cronenberg parece tomar no solo su dulce tiempo para desarrollar la historia sino que deja fuera muchas de sus características cualidades filmicas que le han ganado un séquito de seguidores y deja que la cámara y los actores hagan el trabajo pues para ellos debe ser bastante sencillo. La trama tiene tintes de terror y suspenso pero en ningún momento caen en el cliché de estos géneros, lo cual la hace más difícil de ver.

Estos personajes hablan un idioma que muchos no entenderíamos y consideran acciones que la gente común repudiaría como si se trataran de los pasos normales de una vida, todos buscan pertenecer al “círculo”, todos usan máscaras y todos están dispuestos a hacer lo que sea para jamás ser olvidados por los reflectores por lo que tratar de simpatizar con alguno de ellos es verdaderamente imposible. Este no es el Cronenberg que ha entregado tres de sus más “comerciales” películas en los últimos 14 años, claro que el término debe acoplarse a un director que ha hecho lo que ha querido desde el inicio de su carrera, esto no es The Fly tampoco, esto es más en la vena de Crash o Cosmopolis donde muestra su repudio a la humanidad y espera que la audiencia comparta su visión, pero si no lo hace no le importa.

10/10

I’m Out!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s